Navegación

Baby Arizmendi, ¿Primer campeón mundial nacido en México?

El debate sobre quién fue el primer campeón mundial mexicano en el boxeo sigue vigente. Hay quienes le entregan tal reconocimiento a Alberto «Baby» Arizmendi, y otros a Battling Shaw.

20 de febrero de 1933. El tamaulipeco José Pérez FloresBattling Shaw, nació en Nuevo Laredo, Tamaulipas el 21 de octubre de 1910, en plenas fiestas del Centenario de la Independencia. ‘Battling Shaw’, apodo que le endilgó su manejador Emile Bruneau, se convirtió a los 22 años de edad en el ¡primer mexicano campeón mundial!, al derrotar al estadounidense Johnny Jadick por decisión, con el título welter junior en disputa».

«Alberto ‘Baby’ Arizmendi se convirtió en el primer campeón mundial mexicano al ganarle por puntos en 10 rounds al ruso-estadounidense Newsboy Brown el 18 de octubre de 1932. Obtuvo el título de peso pluma, pesando 122 libras (hoy sería peso súper gallo) ante 7,000 personas en el Olympic Auditorium de Los Angeles, según dijo en su momento la agencia internacional AP. La pelea tuvo el reconocimiento de la Comisión Atlética de California».

En términos cronológicos, Baby Arizmendi sería el primer campeón mundial mexicano porque se coronó cuatro meses antes que Battling Shaw. Pero, además, de la discusión por las fechas y los estados que sancionaban el título, también está el debate sobre el lugar de nacimiento de Battling Shaw.

El día de la coronación frente a Jadick, el lugar de origen de Shaw variaba dependiendo de la fuente. La Prensa Asociada se refería a Shaw como “anteriormente de Laredo, Texas, pero ahora de Nueva Orleans». Y la agencia United Press apuntaba al boxeador como “Battling Shaw de México”.

Tres años antes de su muerte, cuando Shaw estaba confinado a una silla de ruedas y viviendo en una casa de retiro, le dijo al Laredo Times en una entrevista: “Yo nací y crecí aquí (en Laredo, Texas). Soy un muchacho de Texas”. Todo esto, de acuerdo a la investigación realizada por el periodista Andrew Fruman.

Muchos historiadores de boxeo creen que el lema para reconocer el linaje de un campeonato, el factor determinante debería de ser “el hombre que venció al hombre”, por lo que siguen considerando a Battling Shaw un legítimo campeón, aunque no el primer mexicano, y ni siquiera como mexicano de nacimiento.

Shaw continuó consiguiendo peleas gracias a su estilo que encantaba a los promotores. Llegó a hacer buen dinero y rápidamente lo gastaba en cabarets de Laredo, a veces se quedaba hasta tarde en la noche. “Pensaba que el mundo era mío”, recuerda.

Años después, Raul X. González, editor del Laredo Times, lamentaba la caída precipitada del peleador. “Un boxeador natural, y todavía lo puedes ver tirando su dinero tan rápido como la gana”. El mismo González reportó después que Shaw trabaja para el gobierno en Tampico. En 1938 se le vio como policía en motocicleta en la Ciudad de México. Pero regresó pronto a Laredo para trabajar como policía local. En 1943 se casó con Luz Ramírez. José “Battling Shaw” Pérez falleció el 27 de agosto de 1994, a los 83 años.

Por años reconocido como el primer campeón mundial mexicano, hoy la investigación de Andrew Fruman desbanca a Battling Shaw del honor de ser el primer campeón mundial mexicano, y deja a Alberto «Baby» Arizmendi como el poseedor de ese mérito.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE