Navegación

Bora Milutinovic el hombre récord en los mundiales

Inició su carrera futbolística en Yugoslavia en el OFK Belgrado en 1959, y continuó en el Partizán de Belgrado de 1960 a 1966. Posteriormente, emigró en 1967 a Francia en donde estuvo tres años con el AS Mónaco, OGC Niza y FC Rouen y terminó su carrera como jugador en Europa con el FC Winterthur de Suiza.

En 1972 llegó a México para jugar con los Pumas de la UNAM. Con la incorporación de Milutinović, la base de mexicanos integrada por Miguel Mejía Barón, Héctor Sanabria, Arturo Vázquez Ayala, José Luis “Pareja” López, Leonardo Cuéllar, y la posterior contratación de los brasileños Evanivaldo Castro «Cabinho» y Spencer Coelho, el Club Universidad obtuvo sus primeros éxitos de importancia en la temporada 1974-75: la Copa México y el Campeón de Campeones.

Jugó cuatro temporadas con el Club Universidad, siendo la última la de 1975-1976.

Al año siguiente del primer campeonato de liga del Club Universidad, Milutinović fue nombrado director técnico, con lo que inició la tradición de que exjugadores Pumas se volvieran entrenadores del equipo.

Su inicio fue exitoso, logrando los subcampeonatos en sus dos primeras temporadas: 1977-78 y 1978-79. Durante la temporada 1978-79 el equipo empató una marca de 28 partidos consecutivos anotando por lo menos un gol, dentro de un mismo torneo.

Finalmente, en la temporada 1980-81 ganó el segundo campeonato de liga para los Pumas de la UNAM. En el transcurso de esa temporada, también ganó la Copa de Campeones de la CONCACAF (actualmente CONCACAF Liga Campeones) y la Copa Interamericana.

En esa época dorada de los Pumas, dirigió a grandes jugadores como, el juvenil Hugo Sánchez, Juan José Muñante, «Cabinho», Manuel Negrete, Ricardo Ferretti, entre otros. Todavía en 2009, Milutinović consideraba que el Club Universidad fue el mejor equipo que ha dirigido, tanto a nivel de selecciones como de clubes. Al finalizar la temporada 1982-1983 dejó la dirección técnica del equipo.

Otros clubes que ha dirigido son San Lorenzo de Almagro (Argentina, 1987), Udinese Calcio (Serie B italiana, 1987), Tecos de la UAG (México, 1988-1989), Instituto Irlandés gen. 2002, (Mexico, 1994) Nueva York MetroStars (ahora New York Red Bulls, Estados Unidos, 1998-1999), y Al-Sadd (Catar, 2004-2005).

A diferencia de lo que ocurrió con el Club Universidad, sus estadías en otros equipos han sido cortas e, incluso, poco exitosas. Por ejemplo, con el San Lorenzo estuvo ocho partidos (cuatro victorias y cuatro empates)​ y con el Udinese Calcio nueve. En el caso del MetroStars de la Major League Soccer, dirigió la temporada completa de 1999 y tuvo el peor récord en la historia de la liga (4 ganados, 3 empatados y 25 derrotas).

Selecciones nacionales

México

“Bora” Milutinović ha dirigido a la selección mexicana de fútbol en dos periodos. En su primer proceso, de 1983 a 1986, dirigió al equipo en el Mundial de México 86, llevando a la selección a los cuartos de final. En la primera ronda de ese Mundial venció a Bélgica e Irak y empató con Paraguay, le ganó a Bulgaria en octavos de final y en cuartos perdió en penaltis con Alemania Federal, posterior subcampeona del torneo. Fue la segunda y última ocasión en que la selección mexicana ha alcanzado los cuartos de final, la única en la que ha disputado cinco partidos y, a nivel personal, su mejor resultado en Copas del Mundo de la FIFA.

En el segundo proceso, de 1995 a 1997, fue contratado para suceder a Miguel Mejía Barón y clasificar a la selección mexicana al Mundial de Francia 1998. Además de partidos clasificatorios, fue campeón de la Copa Oro 1996 y tercer lugar en la Copa América 1997. Finalmente, a pesar de los buenos resultados en dichos torneos y haber calificado al Mundial, fue sustituido por Manuel Lapuente.

En total, dirigió a la selección mexicana en 104 juegos, siendo el segundo director técnico con más partidos en la selección mexicana, sólo después de Ignacio Trelles, y el primero en mayor cantidad de partidos ganados.

Costa Rica

Justo antes de iniciar el Mundial de Italia 1990, se puso al frente de la selección de Costa Rica. En dicho Mundial, con la selección ya clasificada y con apenas cinco partidos de preparación, tuvo un papel importante al alcanzar los octavos de final al derrotar a Escocia y Suecia y perder con Brasil en la fase de grupos y Checoslovaquia en octavos de final, hasta ese momento fue la segunda mejor presentación de Costa Rica en sus participaciones en Copas del Mundo de la FIFA (Ver mundial Brasil 2014).

Estados Unidos

Después de su exitoso paso por Costa Rica, en 1991 fue contratado para dirigir la selección de Estados Unidos rumbo a la Copa Mundial de 1994, como anfitrión.​ Obtuvo el puesto gracias a que Franz Beckenbauer lo recomendó con Henry Kissinger.​ Al ser presentado, el presidente de la Federación de Fútbol de los Estados Unidos, Alan Rothenberg, se refirió a él –por primera vez- como un “trabajador milagro” (miracle worker).

Además de cumplir con su encargo al clasificar a la selección de Estados Unidos a los octavos de final en 1994, fue campeón en la Copa de Oro de 1991, tercer lugar en la Copa Rey Fahd 1992 y segundo lugar en la Copa de Oro de 1993. También, participó en la Copa América 1993, pero quedó en último lugar de 12 equipos.

En 1995 fue despedido debido a que no tomó un mayor rol en el desarrollo de jugadores.

Nigeria

Después de ser despedido de la selección mexicana en 1997, fue contratado para dirigir a la selección de Nigeria en el Mundial de Francia 1998. La selección de Nigeria clasificó a la segunda ronda después de ganarle a España y Bulgaria y perder con Paraguay. En octavos de final fue eliminado por Dinamarca.

China

Después de rechazar una oferta de la selección paraguaya, en el 2000, aceptó dirigir a la selección china. En gran campaña, la logró clasificar por primera vez a una Copa del Mundo. En el Mundial de Corea-Japón 2002 perdió sus tres partidos con Costa Rica, Brasil y Turquía, y por primera ocasión, no pudo clasificar a una segunda ronda de Copa del Mundo.

A pesar de clasificar a China a un Mundial, la relación de Milutinović con la Federación China de Fútbol fue difícil, llegando a asegurar –después de la clasificación- que dejaría el puesto de entrenador una vez finalizada la justa mundialista.

También obtuvo el cuarto lugar en la Copa Asiática 2000, realizada en Líbano.

Honduras

En 2003 y 2004 dirigió a la selección de fútbol de Honduras, con el propósito de clasificarla al Mundial de Alemania 2006.Sin embargo, después de 10 partidos renunció a raíz de las críticas recibidas por técnicos, directivos y la prensa de Honduras.

Jamaica

En 2006 firmó un contrato de cuatro años para dirigir a la selección de Jamaica, pero en 2007 fue despedido por incumplimiento de contrato, de acuerdo con la Federación de Fútbol de Jamaica.​ Al momento de su cese, la selección mayor había caído al lugar 103 de la clasificación de selecciones de la FIFA.

Irak

En 2009 fue contratado como entrenador de la Selección de fútbol de Irak para enfrentar la Copa FIFA Confederaciones 2009,​ siendo eliminado en primera fase al tener dos empates y una derrota.

Durante el debut de Rafa llevó a convocar al Tricolor a dos Márquez del Atlas. El otro era César, quien no debía estar en la Selección Mexicana, pero el destino y una confusión lo pusieron ahí para el estreno del “Káiser”, en el Estadio Azteca.

“Voy a aclarar: resulta que estaba Fernando Quirarte y Carlos de los Cobos que preguntaron qué me parecía Rafa como jugador y dije que era un fenomenal lateral derecho en esa época. Pedí a Federación (Mexicana de Futbol) que convocara a Márquez el de Atlas, después me llamaron para decirme que me había equivocado en la convocatoria, cuando yo ni sabía que existía otro Márquez (César) e igual pedí que viniera. En realidad hubo un malentendido y fue Rafa al que yo conocí jugando con Selección Sub-17 en Monterrey”, recuerda.

Reconoce que nadie imaginaba ese día lo que Márquez llegaría a ser. 

“Sería pretencioso si dijera que veía (el potencial a Rafa), es difícil saber lo que puede lograr un jugador. Me da enorme alegría, tengo grandes recuerdos y uno ve la calidad, pero lo que logró Rafa es algo excepcional en el mundo, gracias a su actitud, decisión, disciplina, orgullo, jugó cinco Mundiales, dos veces campeón de Europa y donde quiera que haya jugado se habla de él con tanta simpatía”, sentencia el serbio.

Así, Bora Milutinovic concluye su encuentro con la prensa. Los años han pasado. Las gafas siguen ahí. El peinado es el mismo, aunque el pelo es más cano. Su figura es muy parecida a la que 33 años atrás llevó a México hasta el quinto partido.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE