Navegación

Como Cuchillo en Mantequilla,Efraín Herrera gloria del fútbol

Su apodo lo ganó cuando un locutor de radio le elogió diciendo que robaba balones “como cuchillo en mantequilla” sin embargo tendría otra connotación y es que literalmente le pasarían cuchillo infinidad de veces: más de 20 operaciones, diez en cada pierna, dos en los pómulos y dos costillas rotas, entre otras.

Dejó la carrera de Educación Física, su sueño de ser guitarrista y la Ciudad de México, para dedicarse totalmente al futbol y emigrar a León donde encontraría la oportunidad en el Curtidores de León, invitado por “La Tota” Carbajal.

Antes de esa oportunidad estuvo a punto de debutar para Pumas, pero su técnico en ese entonces lo consideró demasiado joven.

Estuvo cerca de ir al mundial de 1986, pero se quedó fuera por sus lesiones. En el de 1990 estaba en su mejor condición, lamentablemente la selección sería descalificada de esa competencia.

Entre sus cientos de aficionados se encuentra Martín Gramática, pateador de la NFL, que alguna vez se probó en fuerzas básicas del Necaxa y le guardó especial cariño.

Una de las promesas que descubrió fue “el Talachitas” Vázquez, al que llevó al Titanes de Tulancingo de segunda división. Habrá que esperar a ver si el Cuchillo le atinó.

Fue parte de una batalla campal que algunos aficionados de León recordarán contra Curtidores, en 1979, donde incluso el argentino Alberto Jorge salió en camilla victima de un botellazo en el cráneo.

En primera división jugó 450 partidos, 421 de titular con 4 goles anotados. Salió expulsado 14 veces. Debutó en Curtidores y jugó ahí desde la 78-89 hasta la 80-81, en Atlas de la 81-82 a la 84-85, América de la 86-87 a la 88-89, en Necaxa de la 89-90 a la 94-95, en Toluca el Invierno 96 al Verano 97, en Pachuca del Invierno 97 al Invierno 98. Estuvo en 12 convocatorias de selección mayor y jugó la misma cantidad de partidos.

En 1998, después jugar para Curtidores, Atlas, América, Necaxa y Toluca encontró acomodo únicamente en el Pachuca de primera A, sin embargo la revancha de primera división llegaría pronto con el acenso de los Tuzos en su primera temporada ahí. Jugó con ellos en el máximo circuito, sin embargo se retiró en la jornada 12 de esa temporada, después de ser expulsado por una riña. De ahí el Cuchillo se dedicaría a la visoría profesional de talentos a lo largo del país, a la dirección en la Tercera División, a impartir clínicas de futbol, a jugar en varios homenajes y amistosos. En el 2009 fue parte del cuerpo técnico de José Antonio Luna en los Xoloitzcuintles de Caliente Tijuana, al que calificarían a la semifinales. Sin embargo para esta temporada las riendas las lleva Joaquín del Olmo.

La expulsión que lo orilló al retiro fue en un vistosísimo Pachuca 4 – Atlas 6, en aquel partido El Cuchillo le ganó el balón al ahora capitán de la selección Rafa Márquez, quien le jaló la camiseta y se ganó un par de puñetazos de Herrera, quien fue expulsado inmediatamente y ya en el vestidor decidió que su carrera había llegado a un fin.

Como les decía fue campeón dos veces en el Necaxa de los noventas a lado de Ivo Basay, Sergio Zárate y Alex Aguinaga. Además otras dos veces con el América y ganó un acenso con el Pachuca.

Su apodo lo ganó cuando un locutor de radio le elogió diciendo que robaba balones “como cuchillo en mantequilla” sin embargo tendría otra connotación y es que literalmente le pasarían cuchillo infinidad de veces: más de 20 operaciones, diez en cada pierna, dos en los pómulos y dos costillas rotas, entre otras.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE