Navegación

Doctorado en letras,poeta,pintor y luchador,él es Mil Mascaras la leyenda viviente

El podio en México es claro e indiscutible, las tres más grandes figuras de los encordados son El Santo, Blue Demon y Mil Máscaras, en ese orden. Sin embargo, cuando hablamos de lucha mexicana alrededor del mundo, tampoco hay discusión, pues Mil Máscaras es el principal embajador del pancracio nacional a nivel internacional.

Empezó su carrera dentro del ring en el año de 1965, en Guadalajara, y poco a poco fue ganando fama por su estilo, el cual lo llevó a pelear en Estados Unidos y Japón. 

Mr. Personalidad fue deportista desde niño, practicando atletismos y natación, en su adolecencia entró de lleno al mundo del combate pues fue un destacado judoka, además de ser campeón nacional de lucha olímpica y grecorromana, siendo seleccionado para los Juegos Panamericanos de Brasil en 1963 y también seleccionado para el equipo representativo mexicano de los Juegos Olímpicos de 1964. Su maestro de lucha, el turco Yaşar Erkan (oro en lucha en los JO de Berlín 1936), aseguraba a la CONADE que la participación de Máscaras en los Olímpicos le aseguraba a México un lugar en el podio, ya que tenía la mayor dedicación y técnica que él había visto. Lamentablemente por falta de presupuesto, sus viajes olímpicos se verían cancelados, lo que lo harían decidirse por llegar a la lucha libre profesional.

Dentro de los encordados su técnica siempre lo distinguió, siendo quien puso la lucha mexicana en el mapa mundial. Sus logros son casi incontables, habiendo campeonado en casi todas las empresas en las que estuvo. Teniendo grandes combates en Japón y siendo de los principales exponentes internacional de los inicios de la World Wide Wrestling Federation (ahora WWE), dejando para el recuerdo ser el primer mexicano en estelarizar una lucha en el Madison Square Garden, cuando le pasó por encima al campeón dominante de la compañía de aquellos años, Superstar Billy Graham, a quien humilló siendo campeón y, además, se dio el lujo de rechazar el título de la empresa.

Mil Máscaras siempre se distinguió por su gran físico y la agilidad que tenía para pesar más de 110 kilos y 180 de estatura de puro músculo, pues era tan aéreo como cualquier otro luchador mexicano de menos talla. Teniendo un sello personal en sus elegantes planchas suicidas, ya fueran hacia adentro del ring o hacia afuera del mismo, y la mayoría de movimientos que realizaba, como el forcejeo con las manos. Sus conocimientos en judo, lucha grecorromana y olímpica, lo hacía acreedor de un llaveo y contrallaveo de gran calidad, al grado de ser casi imposible someterlo. Además que su experiencia como judoka le otorgaba el conocimiento para realizar derribos precisos.

Al respecto de sus máscaras, él mismo declara que todos los diseños son de su autoría, desde el popular diseño original plata con negro, pasando por el tiburón (inspirado en un megalodón) y llegando a diseños únicos y presentados solamente una vez. Sobre el diseño tradicional explica la composición, con las rayas de la parte de la cabeza en representación a los cinco continentes, mismos que buscaba conquistar en sus giras, los ojos tienen las alas de un murciélago, mismo que volaría por todo el mundo y con los corazones a los lados en representación en amor por su deporte. El nombre surgió de la idea que en el país había demasiados enmascarados, tantos que cuando el debutara, sería el número mil.

Dentro de la industria cinematográfica, él también fue uno de los máximos exponentes pues fue llamado a aparecer en pantalla apenas dos años después de su debut, teniendo 22 películas en su filmografía, quedando para el recuerdo “Las momias de Guanajuato”, protagonizada junto con El Santo y Blue Demon, y siendo la película más taquillera de 1972 en México. Al ser parte de Columbia, sus películas fueron distribuidas en todo el mundo, donde cuenta la anécdota de cómo Spiros Arion (luchador griego que lo acompañó en su debut en Japón) le agradeció por “haberle enseñado a luchar”. Arion le confesaría instantes después que había aprendido a luchar viendo sus películas.

Además de un grande sobre el ring, Mr. Personalidad cuenta con un doctorado en letras, suele dar conferencias en universidades a nivel internacional. Además de tener una gran pasión por el arte, ya que cuenta con más de 50 poemas propios, más de 200 pinturas, también de su mano y de haber estado en la Compañía Nacional de Danza.

Mil Máscaras también es reconocido por las más nuevas generaciones gracias a ser el primer mexicano (y único a la fecha) en ser inducido al Salón de la Fama de la WWE, siendo también el único enmascarado con este reconocimiento.

Mil Máscaras asegura que el precio a pagar por el éxito es «trabajar más que los demás». Con un palmarés mucho más grande que sus más de 50 años de carrera y siendo figura en cada uno de los templos importantes del deporte espectáculo, desde el Tokyo Dome hasta la Arena México y desde el Toreo de Cuatro Caminos hasta el Madison Square Garden, es que recordamos la carrera del principal exponente de la lucha libre mexicana a nivel mundial.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE