Navegación

El «Afro Puma»,símbolo universitario vestido de «Aguila»,Leonardo Cuéllar

Leonardo Cuéllar Rivera nació el 14 de enero de 1954 en la ciudad de México. Con 18 años debutó con los Pumas de la UNAM (la Universidad Nacional Autónoma de México), como centrocampista. Por su buen juego y técnica, apenas un año después, con 19 años de edad, fue convocado por primera vez por la selección nacional de México.

Tras siete años en los Pumas, en 1979 se convirtió en el primer jugador de este equipo que se iba al extranjero a jugar, si bien no lo hizo muy lejos: a la ciudad más meridional de California, para jugar en los San Diego Sockers de la NASL.

En la década de los 70 Leonardo Cuellar era uno de los estandartes de los Pumas, incluso llegó a jugar con la Selección Mexicana en el Mundial de Argentina 78, y a pesar de eso el ahora entrenador del América Femenil, confesó que en su época de jugador sí habría militado con las Águilas sin ningún problema.

«Sí claro, de hecho estuve aquí probándome, pero mi destino me llevó a la otra camiseta, aquí hubo una intención que no se dio, es parte del futuro que uno labra, pero que no controla», indicó en conferencia de prensa.

Cuéllar recordó su paso por los Pumas, donde fue Campeón de liga en 1977 y de Copa en 1975, manifestando que tanto los felinos como los de Coapa tiene un lugar en su corazón, pues con los azulcremas consiguió el campeonato de liga en el futbol femenil el semestre pasado.

El peculiar peinado de Cuéllar, así como su poblada barba, lo convirtieron en un icono de su época y su ‘look’ lo convirtió en uno de los futbolistas más conocidos de Norteamérica y sobre todo, de México, donde se ganó el sobrenombre de ‘el León de la Metro’.

En 1981 regresó a México para jugar en los Atletas Campesinos y en 1982 volvió a California, pero esta vez a San Jose, para jugar en los Earthquakes, donde se retiró en 1984.

14 años después de su retirada, Leonardo Cuéllar regresó al fútbol, pero esta vez para hacerlo como entrenador. Se hizo cargo de la selección femenina de México, con la que compitió en tres Mundiales y unos Juegos Olímpicos, los de Atenas 2004. 

Cuéllar se vio envuelto en una polémica cuando dos jugadoras internacionales mexicanas, Bianca Sierra y Stephany Mayor, lo acusaron de homofobia.

Las dos futbolistas mantienen una relación sentimental desde 2013, y aseguraron que en 2015, en un torneo preparatorio para el Mundial 2015, Cuéllar dio una charla a sus jugadoras en la que, sin referirse directamente a ellas, dijo “A mí no me importa si son novias o no, pero no las quiero ver ahí agarradas de la mano o haciendo desfiguro“.

Aguantaron el Mundial porque sus compañeras las apoyaron, pero al acabar el torneo, decidieron dejar la selección. Hoy están jugando en Islandia.

A casi 40 años del primer campeonato de Pumas todavía tengo el suceso presente y lo recuerdo constantemente, explica Leonardo Cuéllar, ex jugador del equipo auriazul.

“Fue un momento maravilloso en mi vida y me siento privilegiado de haber sido parte de ese grupo que le brindó dicha satisfacción a nuestra máxima institución”, recuerda y agrega:

“Fuimos un equipo formado poco a poco, pero con gran responsabilidad y profesionalismo, al final logramos el tan ansiado campeonato de la Liguilla, concluye, -como él mismo se llama- el puma de corazón.

En la temporada 1976-1977, los Pumas conquistarían su primer campeonato al derrotar a los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara. En el conjunto auriazul destacaban figuras como el brasileño Cabinho –máximo goleador en la historia del futbol mexicano–, Leonardo Cuéllar, Spencer Coelho, Juan José “la Cobra” Muñante, y debutaría el mayor exponente de nuestro balompié: Hugo Sánchez.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE