Navegación

El «Cinco Copas»que rechazó al Real Madrid

Antonio Carbajal Rodríguez (7 de junio de 1929) es un ex-futbolista y entrenador mexicano. Como profesional jugó en cinco copas mundiales, entre 1950 y 1966,​ récord que mantuvo en solitario por 32 años, hasta que lo empataron el alemán Lothar Matthäus en Francia 1998 y el también mexicano Rafael Márquez en Rusia 2018. Es reconocido por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol como el Mejor Portero de la CONCACAF del Siglo XX.

Comenzó su carrera como futbolista amateur en el Club Oviedo, en 1942, hasta que fue vendido al Club España, cuando los visores ya lo había visto jugar en los llanos, por la cantidad de once balones[cita requerida]. A nivel de clubes, debutó con el Real Club España en 1948,​ y a la desaparición de esta escuadra, por situaciones políticas en 1950, se enroló en las filas del Club León, equipo con el que ganó 2 campeonatos de Liga y se mantuvo como titular hasta su retiro en 1966.

El debut frente a Brasil (4-0) en la apertura del Mundial, y ante más de ochenta mil personas, representó para La Tota Carbajal la culminación de sus anhelos futbolísticos, gestados en su más tierna infancia, marcada por la muerte de su hermano, atropellado mientras jugaba al fútbol en la calle.

El mote de La Tota se lo puso su mejor amigo de la niñez Cantinflas Sánchez, más tarde jugador del Club América, porque no podía pronunciar Toño, apócope de Antonio.

En 1942 fichó como amateur por el club del barrio, el Oviedo, aunque nunca soñó con ser titular. El equipo contaba con un buen portero, José Alfredo Jiménez. Se hicieron amigos y un buen día José Alfredo le confesó que se retiraba del fútbol porque lo suyo era la música. A partir de entonces Carbajal se convertiría en leyenda de las porterías y, José Alfredo, en uno de los compositores y cantantes más reconocidos e interpretados del siglo XX: El Jinete (Por eso llevaba una herida, por eso busca la muerte…), No me amenaces, Caminos de Guanajuato…

Las buenas actuaciones de La Tota con el Oviedo le catapultaron a los Juegos Olímpicos de Londres de 1948. No jugó.

Aquel mismo año el Oviedo cerró su pase al Real Club España a cambio de once balones. Pocos días después, con 19 años, debutaba en la Primera División mexicana. En el España, club fundado por jóvenes emigrantes españoles, militaron muchos jugadores importantes exiliados de la guerra civil, como los vascos Isidro Lángara y José Iraragorri. Al desaparecer el equipo en 1950, Antonio Carbajal se enroló en las filas del Club León, en el estado de Guanajuato. Con los panzas verdes ganó dos campeonatos de Liga y se mantuvo como titular hasta su retiro en 1966. ¡Ah! Y sin que se pusiera nunca los guantes de portero. O una vez, contra Uruguay en Inglaterra, en el último partido como internacional y de su carrera deportiva.

El mismo Antonio Carbajal recuerda que, en su momento, se negó a ir al Real Madrid por estar más cerca del Tricolor, tanto en Juegos Olímpicos como en Copa del Mundo.

«Me importó un carajo que me hayan criticado por qué no me fui al Real Madrid… Porque no quise. Quise darle al futbol mexicano lo que me dio, al ir primero a unos Juegos Olímpicos y luego al Mundial», comparte Carbajal.

«Esta oportunidad se me presentó entre 1950 y 1954, más o menos, y no quise ir por darle mi futbol a México. Muchos podrán decirme estúpido, pero soy orgulloso. No me importa lo que diga la gente», sentencia contundente la ‘Tota’.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE