Navegación

El orgullo de Yucatán para el mundo,Miguel Canto Solís

Fue el más grande boxeador de su época en la división de los moscas del Consejo Mundial de Boxeo. Durante cuatro años puso en lo más alto el nombre del estado y de su país. Él es Miguel Angel Canto Solís, orgullo de Yucatán y México.

El púgil mejor conocido como ‘El Maestro’ no olvida la humildad y lo mucho que le costó ganar y defender el cinturón por varios escenarios del mundo.

Las bolsas millonarias que obtuvo por defender en 15 ocasiones su título mundial le permitieron tener, entre otras cosas, negocios en Cancún y Mérida, coches y una lujosa casa en la colonia Alemán de esta ciudad, por la avenida que lleva su nombre. De todo eso nada le queda debido —según afirma— a personas que traicionaron o abusaron de su confianza, incluida su ex esposa e hijos,ahora disfruta de su familia y guarda bonitos recuerdos cuando le tocó vivir la fama en los años 70’s.

Con 62 años de edad, el «Pequeño Maestro», conocido así en el mundo boxístico por su fino y depurado boxeo, con poco «punch» pero gran precisión en los golpes y habilidad para esquivar los del contrario, así como por su baja estatura —mide apenas 1.55 metros de estatura— vive ahora modestamente en el fraccionamiento Jardines Miraflores en compañía de Irma Josefina Rodríguez Lara, con quien está casado en segundas nupcias.El ‘Maestro’ Canto no pierde la humildad y en la actualidad se caracteriza por ser una persona sencilla.

Estudió hasta el primero de secundaria y luego entró a una conocida academia donde cursó estudios de contador privado, carrera que terminó siendo aún menor de edad.

Trabajó, de hecho, por un corto período, en los Almacenes Hollywood (frente al cine Cantarell) como auxiliar de contabilidad, lo mismo que en la ciudad de México. También atendió un puesto de golosinas y refrescos que su papá tenía en lo que fue el cine Alcázar, en el barrio de la Mejorada.

Realizó 15 defensas de su título mundial. Los retadores que fracasaron en su intento de destronar a Canto fueron: el venezolano Betulio González (dos veces); Ignacio Espinal; Jiro Takada; Susumo Hanagata; Orlando Javierto; Reyes Arnal, en Caracas; Kimio Furezawa, en Tokio; Martín Vargas (dos veces), en Mérida y en Chile; Shojio Oguma, en Japón (dos veces); Tacomron Viboochei, en Houston, Texas; y Antonio «El Poema» Avelar.

La última defensa del título fue ante Chan-Hee Park, en Corea del Sur, el 18 de marzo de 1979, donde perdió la corona por decisión dividida, pero dejando un récord aún no superado.

Tras perder su cinturón de monarca universal de los moscas, Miguel Canto anunció su retiro de los encordados. En 1980 regresó y logró dos triunfos sobre Alfredo «Cachorro» Hernández y Orlando Maldonado, demostrando que, por su vida disciplinada, tenía la condición física necesaria para obtener otras buenas bolsas de dinero.

En 1981, cuando tenía 33 años de edad, tuvo otras cinco peleas, de las cuales ganó dos y perdió tres. El 24 de julio de 1982 se enfrentó en Yucatán al prospecto Rodolfo Ortega y recibió fea golpiza, cayendo por nocaut en el séptimo asalto. El réferi intervino para que el ex campeón nacional y mundial no recibiera más castigo.

Sin vicios —pero afecto a las bebidas embotelladas, así como a comidas típicas como el frijol con puerco, el puchero, el bistek y el puerco frito, el jugo de naranja, el agua de coco y mango— el ex campeón mundial dice que ya no espera nada de la vida.

Le gusta leer y todavía sale a correr a las cinco de la mañana de ida y vuelta hasta el estadio Kukulcán. 

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE