Navegación

Germán Martelotto el fino mediocampista que deleito a la afición mexicana

Llegó al equipo regio para la temporada 1989-90, procedente del Deportivo Cali de Colombia. Jugó como mediocampista ofensivo. Era un típico 10 del fútbol sudamericano: orquestador, conductor del balón, con mucha visión de campo y buen disparo de media distancia.

Debutó con el Monterrey el 15 de noviembre de 1989, en partido de la jornada 11 en el que el equipo regiomontano derrotò  2-1 al Veracruz.

Su primer gol es muy recordado porque lo hizo en un Clásico Regio contra los Tigres el 2 de diciembre de 1989. Además, fue un jugador emblemático de la legendaria “Aplanadora” de Pedro García, que de 1989-1991 conquistó a la Afición Regiomontana con un fútbol vistoso y ofensivo.

Semanas antes del inicio del Torneo Copa México 1991-92, la Directiva designó como Director Técnico a Miguel Mejía Barón, quien venía de hacer Campeón a los Pumas de la UNAM.

En aquel entonces, la Copa México se disputaba previo al inicio del Torneo de Liga.

Con el cambio de técnico, el estilo de juego cambiaría, aunque Pedro García le heredó a Mejía Barón un plantel que desplegó un gran fútbol durante ese torneo de Copa.

El “Tato” Martellotto no solo fue el orquestador, sino el hombre gol del equipo durante este torneo de Copa, el cual Rayados ganó por primera vez, tras perder la final del certamen en 1963-64 contra América en penales y en el 1968-69 contra Cruz Azul en tiempo extra.

En los tres años que defendió nuestra camiseta, Martellotto se ganó la admiración de la Afición Rayada, que hasta la fecha lo considera uno de los mejores mediocampistas en la historia de nuestro Club.

En total, anotó 32 goles con la camiseta de los Rayados.

Estuvo a punto de ser incluido en la selección Argentina de 1986 ya que era un enganche de mucha calidad en sus pies, pero su posición la ocupaba Maradona.

Participó en dos temporadas y media portando los colores de nuestro Club América, se consagró campeón de la Copa Interamericana de 1991 contra el Club Olimpia de Paraguay. Se le recuerda por la habilidad que tenia para desequilibrar y asistir a sus compañeros.

El miércoles 12 de mayo de 1993, en el partido de cuartos de final contra la Maquina Celeste de Cruz Azul al minuto 10, Germán Ricardo Martelotto Rolfo abrió el marcador con una jugada difícil de repetir, y que quedó marcada en la memoria de los aficionados azulcremas. Ese juego de ida en el Estadio Azteca terminó con un contundente 3-0 a favor de las Águilas , ya en el juego de vuelta se vio una verdadera feria de goles Cruz Azul anotó 4 por 3 del América, para terminar con un 6-4 global a favor del Club América que avanzó a semifinales.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE