Navegación

La leyenda de Elías Figueroa ,el mejor futbolista de la historia en Chile

Nació en Valparaíso, Chile, un 25 de octubre de 1946, en el seno de una familia chilena promedio. Desde pequeño tuvo complicaciones de salud: una difteria le ocasionó problemas al corazón y más adelante, derivó en asma. Por esta razón la famila Figueroa Brander decidió mudarse a la cercana ciudad de Quilpué famosa por su buen aire y posteriormente, se avencindó en Villa Alemana. A temprana edad, Elías comenzó a mostrar talento con el balón, pero los médicos le prohibieron practicar deporte e incluso llegaron a diagnosticar que no sería un niño normal.

Sin embargo, a los ocho años ingresó al Alto Florida, un club del barrio homónimo, en Quilpué.

Allí fue donde Figueroa descubrió sus condiciones y pudo pulirlas hasta los 14 años para luego defender al Deportivo Liceo de la misma ciudad en 1961. Un año más tarde, gracias a contactos de su padre Gonzalo con el ayudante técnico de Santiago Wanderers, Víctor Parra, el joven consigue una prueba en la popular institución porteña.

De inmediato queda incorporado al equipo del Puerto y pasa en cuestión de meses de jugar con los amigos del barrio, a enfrentar a Brasil campeón del mundo, integrando la juvenil caturra, que sirvió de sparring para los verdeamarillos durante el Mundial de 1962, así tuvo el honor de marcar a PeléGarrincha y Didí a los 15 años lo que ya en ese entonces causó más de un comentario sobre su impresionante calidad de juego.

El astro chileno jugó su primer Mundial en Inglaterra, 1966. Destinado a sobresalir, la prestancia y jerarquía que paulatinamente fue adquiriendo en una de las posiciones más difíciles del fútbol, defensa central, hacen que los ojos de los expertos se posen en él.

Esto llevó a su primera contratación extranjera en 1967. Así, después de concluido el Campeonato Sudamericano en Montevideo, pasó a Peñarol de Uruguay.

Con la institución aurinegra consigue los campeonatos de 1967, 1968 y 1969, siendo elegido el mejor jugador del Campeonato Uruguayo en 1967 y 1968.

Para entonces era un deportista formado que, sin embargo, se preocupaba por desarrollar aún más sus aptitudes, lo que llamó la atención de directivos brasileños. De hecho, fue contratado por el Internacional de Porto Alegre con quién se consagra campeón brasileño en 1975 y 1976.

Fue elegido el mejor defensa central en terreno brasileño durante las temporadas 1973, 1974, 1975 y 1976 y el mejor jugador del año en 1975 y 1976. Por si esto fuera poco, la figura semilegendaria de Figueroa va superando fronteras a costa de elogios, hasta que fue consagrado como el mejor jugador de América en 1974, 1975 y 1976.

Sobrio en la marca personal, y sin basarse en el juego violento, marcaba rivales con una plasticidad sorprendente. Asimismo, poseía gran habilidad para pasar sin pausas al ataque, aprovechando su potente disparo y el dote natural que tenía para cabecear, atacar o defender.

En 1974 vuelve a representar a Chile en un certamen mundialista y si bien la selección andina no logró un buen papel, Figueroa fue elegido el mejor defensa central del Mundial. Al poco tiempo regresa a su tierra para vestir los colores del Palestino, con quién termina siendo campeón nacional en 1977 y 1978.

Como muchas figuras del fútbol mundial, en 1981 pasó a la Liga Norteamericana (MSL) en donde jugó para los Fort Lauderdale Strikers. En 1982 otra vez vistió el uniforme nacional en el Mundial de España, 1982 y en ese mismo año fue transferido al Colo-Colo de Santiago.

Finalmente, después de 20 años de distribuir jerarquía futbolística a nivel internacional, se retiró de la práctica profesional del balompié. Se convirtió luego en comentarista deportivo para la televisión chilena y brasileña, destacándose igualmente en su nueva profesión.

En 1999 recibió la honrosa mención de ser uno de los once mejores jugadores de América Latina y en ese mismo año forma parte del selecto grupo de los Grandes Maestros del Fútbol en una ceremonia realizada en Cannes, Francia.

Su paso por Brasil fue tan exitoso que algunos periodistas locales dividieron su trayectoria en la nación sudamericana en «un antes y un después de Figueroa». Estirpe única que encabeza la lista de todos los futbolistas chilenos a la fecha.

En 1981, Figueroa fue tentado por la Liga de Estados Unidos. Allá destacaban futbolistas como Franz Beckenbauer y Johan Cruyff. El destino fue el Fort Lauderdale Strikers de Florida jugando al lado de otras figuras internacionales como Gerd Müller y Teófilo Cubillas. En la temporada de 1981, llegarían a la Final de la Conferencia North American Soccer League (NASL) frente al Cosmos de Nueva York, pero la tónica para Figueroa fueron los constantes viajes a Chile para jugar por la Selección en las eliminatorias para el mundial de España ´82. Por este motivo, Colo-Colo, en una alianza con Televisión Nacional, logra traer nuevamente a Figueroa a jugar en un cuadro nacional.

Después de España ´82 y luego de un clásico contra la Universidad de Chile el 1 de enero de 1983, Figueroa anunció su retiro de la actividad profesional, poniendo término a una carrera de 18 años.

Al año siguiente, el 8 de marzo de 1984, se organiza el partido de despedida, entre un combinado chileno y una selección resto del Mundo que fue presenciada por más de 70 mil espectadores en el Estadio Nacional. El 2 a 2 final quedó como una anécdota en un encuentro marcado por la emotividad y los recuerdos de tantas metas logradas por quien sería ungido por la Conmebol como el octavo mejor jugador sudamericano de todos los tiempos, y elegido por FIFA como uno de los cincuenta mejores jugadores de la historia.

Participación en Copas del Mundo

Curiosidades

  • En el Mundial de España 82, Elías Figueroa participó siendo abuelo, esto es un hecho nunca antes visto en algún mundial.
  • El año 2010, El Internacional de Porto Alegre, lanzó unas miniaturas para la venta con la imagen de don Elías.
  • El 11/01/2011 se realizó un partido en homenaje a Don Elías Figueroa entre el Club Deportivo Palestino y Club Atlético Peñarol con resultado de 2-2.
  • Fue D.T de la selección Chilena en el partido benéfico de Chile V.S Los amigos de Chile.
  • El compositor brasileño Regis Antonio grabó un disco entero dedicado a Don Elías Figueroa, en él se alternaban canciones en honor a este gran jugador, al club Internacional de Porto Alegre y a Pablo Neruda. Destacan las canciones Figueroa patrao da área y Figueroa a grande atracao.

Embajador de las Naciones Unidas

El otrora defensa que deslumbró a todo el mundo defendiendo a clubes de ChileUruguayBrasil y Estados Unidos, y que tanto le entregó a la Selección Chilena, está desarrollando una labor benéfica por las personas más desprotegidas. Una de las labores que hace al respecto es la Corporación Gol Iluminado, entidad que busca educar por medio del deporte. Don Elías explica: «Es una corporación educativa, deportiva y social que pretende educar por medio del deporte.Fuente/Ecured.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE