Navegación

La primera mexicana del Salón de la Fama del Golf mundial

Desde temprana edad demostró su inclinación hacia el golf y por tanto a los cinco años comenzó a practicarlo. Un año después ya ganaba un torneo nacional.

En 2007, Lorena, llega a los estratos más altos de la práctica al integrar la gira de la LPGA.

El resultado de su participación fue fenomenal dado que ganaría ocho torneos, entre los que se cuentan el Abierto Británico y el ADT.

En abril del 2010, siendo dueña de la corona, por ser la número uno de la práctica, Lorena sorprende a propios y ajenos anunciando su retiro del circuito de competencias, aunque, aclaró que participaría de algunos eventos especiales.

Luego de este alejamiento, Lorena, se sumó al mundo de los medios de comunicación al convertirse en la anfitriona del programa de la señal CNN en español Viva el golf, que justamente aborda temas del deporte que la hizo reconocida mundialmente.

Cabe destacarse que también Lorena lleva adelante una notable labor filantrópica ayudando a niños de escasos recursos para que puedan acceder a una educación completa y que por supuesto valora muchísimo la práctica deportiva.

La escuela se conoce como Centro Educativo La Barranca.

En el plano personal, Lorena, está casada desde el año 2009 con Andrés Conesa, CEO de Aeroméxico.

 Imagínate si Tiger Woods se hubiera retirado del golf profesional a los 28 años, cuando era el número uno del mundo y en pleno apogeo de sus poderes.

Hubiera causado conmoción en el mundo del deporte.

Pero en 2010, la mejor jugadora del mundo hizo justo eso.

Después de 158 semanas consecutivas en lo más alto de la clasificación mundial y dos títulos principales, la mexicana Lorena Ochoa anunció que dejaría el deporte.

“Tu vida parece genial y disfrutaba viajar, el glamour, todo era increíble”, dijo Lorena Ochoa cuando habló recientemente con Shane O’Donoghue de Vive el Golf de CNN.

“Pero para mí, casarme y tener una familia era más importante. Ahora que soy mamá, no cambiaría eso por nada del mundo y me siento bendecida. Estoy muy muy feliz de haber tomado esa decisión en el momento correcto y ahora puedo disfrutar 100% una segunda etapa de mi vida”.

Para muchas atletas profesionales, la decisión de tener hijos llega justo cuando están en lo más alto de sus carreras, como ocurrió con Ochoa.

“Creo que es fácil olvidar que en cualquier deporte una atleta puede tener el deseo de tener niños, y cuando lees un titular en las noticias de que una golfista profesional está esperando un bebé, hay una sorpresa con la revelación, asumiendo tal vez erróneamente que este es el final de su carrera como deportista”, dice Alison Root, editor de Women & Golf.

“Las mujeres ejecutivas pueden hacer malabares con los niños y una vida en la sala de juntas, pero en el deporte es diferente debido al nivel de aptitud física que se requiere y la continua práctica para mantener tu juego en forma y alcanzar el nivel más alto, así que por eso es una decisión difícil ver cuándo es el momento correcto”, agrega Root.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE