Navegación

La «Sultana del Norte» juega su clásico futbolero

Era mediados de 1974, el mundial de Alemania tenía un par de semanas de haber concluido, cuando dio inicio la liga de futbol mexicana, la Primera División tenía un nuevo invitado a la justa, los “Tigres” de la Universidad de Nuevo León, quienes habían conseguido su ascenso la temporada anterior al quedar campeones de la Segunda División el torneo anterior. Fue así que el calendario había decretado que el primer rival de los Tigres sería el otro equipo de la ciudad, el Monterrey, en Segunda División ya se habían visto las caras y su último enfrentamiento fue en 1960 cuando el conjunto Rayado había ganado 1-0 y ese mismo año ascendió al máximo circuito. El 13 de julio de 1974 ambos conjuntos disputarían su primer partido, el marco para este histórico encuentro sería el estadio Universitario que en ese entonces era la casa de ambos conjuntos, ante un lleno espectacular de más de 25 mil personas los equipos regios salieron a la cancha, en un partido dirigido por el arbitro Enrique Mendoza. 

Los jugadores que disputaron este histórico encuentro fueron por parte de Monterrey: Quintero, Cano, Guaracy, Imperial, Diaz, J. Gónzalez, Montoya, Solís, Acuña (Bertocchi), Jiménez y Damian, dirigidos por Ignacio Jáuregui.

 

Por los recién ascendidos Tigres: Brizuela, Trujillo, Treviño, Hao, Izquierdo, Hodge, Olage (Montoya), Rodríguez, Ugalde, Puente y Acosta (Méndez), al frente del equipo estaba José “Che” Gómez.

Sin duda uno de los movimientos más controversiales en la historia del Monterrey fue salirse del Estadio Tecnológico para mudarse al Universitario en 1973 orquestado por el dirigente, impulsado ante la respuesta obtenida en un duelo ante el Santos de Brasil con Pelé incluido, cotejo que según crónicas reunió más se 50,000 asistentes. 

Un nuevo Clásico había nacido, un clásico de pasión regional, pero no por eso menos que cualquier otro, partido que en ocasiones ha despertado mayor interés que otros partidos supuestamente más importantes y con el nacimiento del Clásico Regio.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE