Navegación

Los Ángeles Memorial Coliseum el emblemático estadio del sur de California

Los Angeles Memorial Coliseum es un estadio multifuncional ubicado en el centro de Los Ángeles, California, en el área de Exposition Park, cerca del Pabellón Conmemorativo de Los Ángeles. Es apodado como «The Grand Old Lady» (La gran dama antigua).

El coliseo fue sede de los Juegos Olímpicos de 1932 y 1984, y volverá a ser sede en 2028. Es el único estadio de la historia que ha sido la sede principal de dos Juegos Olímpicos. Aunque la ciudad comparte el honor con París, Londres y Atenas, de haber albergado al menos dos veces los juegos de verano, estas ciudades emplearon estadios distintos en cada edición.

El Primer Super Bowl en la historia de la NFL se jugó en este escenario el 15 de enero de 1967 y posteriormente se disputaría el Super Bowl VII en 1973.

En 1984, el Estado de California y el gobierno de los Estados Unidos declararon el Coliseo Hito Histórico Nacional por su contribución a la historia de California, así como a la de los Estados Unidos en su conjunto.

Los USC Trojans de fútbol americano universitario han jugado en el Coliseum desde 1923. Sus rivales históricos, los UCLA Bruins, utilizaron el estadio entre 1928 y 1981. El Coliseum fue sede de dos equipos de la National Football League: Los Angeles Rams (1946–1979) y Los Angeles Raiders (1982–1994). Desde la temporada 2016 es nuevamente sede de los Rams, tras retornar el equipo desde San Luis, Misuri, donde permaneció este equipo veinte años.

Los Angeles Dodgers de las Grandes Ligas de Béisbol jugaron allí entre 1958 y 1961. Otros equipos deportivos que han utilizado el Coliseum han sido Los Angeles Wolves, Los Angeles Toros y Los Angeles Aztecs, todos ellos de fútbol soccer.

Además, ha albergado partidos de fútbol de la Copa de Oro de la Concacaf en 1991, 1996, 1998, 2000 y 2005, así como de la Copa de Campeones de la Concacaf, la Copa Interamericana, la Recopa Sudamericana 2003 y la final de la Copa Centroamericana 2014.

El pebetero que fue construido para los Juegos olímpicos de 1932 sigue arriba de los grandes arcos de la entrada del coliseo, igual que los Anillos Olímpicos.

En la plaza de entrada, hay dos estatuas de un hombre y una mujer atletas, creados por Robert Graham, para los Juegos Olímpicos de 1984. Son notadas por su exactitud anatómica. Los estatuas son modeladas por los atletas Terry Shroeder y Jackie Joyner-Kersee, los dos atletas participaron en los juegos ese año.

En 1919 William M. Garland presidio como principal promotor, un comité organizador que buscaría la obtención de la sede correspondiente a los Juegos Olímpicos de 1928; teniendo como base de apoyo la garantía del éxito financiero que significaba en esos momentos la naciente prosperidad de Los Ángeles. Prosperidad reflejada en la construcción de uno de los más grandes escenarios deportivos de la época: el Memorial Coliseum, que habría de ser inaugurado en 1923. Sin embargo la ciudad perdió la sede a manos de Ámsterdam. Cuatro años después, en abril de 1923 en la vigésimo primera sesión del Comité Olímpico Internacional en Roma, la urbe californiana fue electa por unanimidad como sede de los Juegos Olímpicos de 1932, en gran medida por poseer ya, la mayor parte de las instalaciones planeadas para la edición de 1928.

A pesar del apogeo de la depresión económica de 1929, los estadounidenses se mostraron dispuestos a mostrar su fábrica de ensueño, es decir la pujanza económica de la ciudad, y símbolo del denominado estilo de vida americano. Mismo que había logrado la construcción de un estadio similar a los coliseos romanos.

Desde la inauguración los estadounidenses borraron el fantasma de San Luis 1904 y presentaron un espectáculo diseñado por el cineasta Cecil B. DeMille, director de los Los diez mandamientos. El 30 de julio de 1932, ante 105,000 espectadores, desfilaron 1408 atletas de 37 países. Desde una butaca del estadio, actores como Charles Chaplin, Gary Cooper y Joan Crawford presenciaron la emocionante ceremonia de inauguración, que como toda la estructura organizativa, se transformó en una superproducción cinematográfica. Más de 3000 cantantes y músicos, 100 trompetas, miles de palomas, bailarines, cuadros alegóricos, compartieron con los actos ceremoniales, para dar nacimiento a las futuras grandiosas ceremonias inaugurales.

El escenario también seria testigo por primera vez en la historia del famoso podio de vencedores, del reloj automático para medir las competencias de pista y del primer afroamericano ganador de lo 100 metros planos: Eddie Tolan.

El 15 de abril de 1958, el primer partido de béisbol de las Grandes Ligas de temporada regular en San Francisco se jugó en el Seals Stadium. Los Gigantes de San Francisco (anteriormente Nueva York) derrotaron a los Dodgers de Los Ángeles (anteriormente Brooklyn) 8-0 frente a 23,448 fanáticos.

Tres días después, en la tarde del viernes 18 de abril, en el Coliseo Conmemorativo de Los Ángeles, los Dodgers recibieron a los Gigantes en la primera incursión de las Grandes Ligas en la Ciudad de los Ángeles. El juego fue en el Coliseo , que abrió sus puertas en 1923 con una capacidad de 75,000 asientos.

Después de haber caído en San Francisco (los Gigantes ganaron dos de los tres juegos de la serie), Los Ángeles estaba buscando venganza y el manager Walter Alston envió a Carl Erskine al montículo; Erskine estaba comenzando su undécima temporada en azul Dodger. El gerente de San Francisco, Bill Rigney , seleccionó al profesional de cuatro años Al Worthington para detener la ofensiva de los Dodgers.

Tuvieron que pasar 40 años, para que los Medias blancas de Chicago fueron de nuevo campeones de la Liga Americana. Y su rival en turno, serían los Dodgers de Los Ángeles campeones de la Liga Nacional, quienes jugaban la primera Serie mundial en su nueva casa: Los Ángeles, California, después de haberse mudado del distrito de Brooklyn, Nueva York en 1958.

Los Medias blancas eran favoritos, por ser uno de los equipos más rápidos en la historia del béisbol, llamados los «Go-Go Sox». La Serie Mundial se efectuó del 1 al 8 de octubre de 1959, en la siguiente forma: juegos uno, dos y seis en el Comiskey Park de los Medias blancas. Juegos tres, cuatro y cinco en el Memorial Coliseum. La Serie Mundial fue ganada por los Dodgers 4 juegos a 2.

En esta Serie Mundial, se impuso el récord, aún vigente, del total de boletos vendidos en una serie, que fue de 420 784 y también el récord de más boletos vendidos para un juego de la serie mundial; 92 706 en el quinto juego, escenificado en el inmueble angelino.

Luego de cuatro intentos infructuosos por obtener la sede olímpica de las ediciones de 1952, 1956, 1976 y 1980; finalmente el 18 de mayo de 1978 en la octogésima sesión del COI en Atenas, Los Ángeles fue electa como anfitriona de los Juegos Olímpicos de 1984, nuevamente, como ocurrió en la elección de 1923, de manera unánime ante la falta de contendientes. Con ello la justa deportiva veraniega regresaba a la urbe californiana 52 años después, convirtiéndose en la tercera ciudad en albergar dos veces los juegos, honor que ahora compartía con París y Londres. Al mismo tiempo el Memorial Coliseum se convertía en el único estadio de la historia en ser la sede principal de dos ediciones olímpicas.

Sin la presencia de los países del bloque soviético, quienes correspondieron al boicot de cuatro años atrás por parte del bloque occidental en Moscú 1980; el 28 de julio de 1984 desfilaron 6829 atletas de 141 países por la pista del coliseo angelino. Nuevamente, como en 1932, el estilo de producción cinematográfica se convirtió en el principal elemento de la ceremonia de inauguración, que tuvo como tema central la conquista del oeste en el siglo XIX. Sobresalió en el evento de apertura, un gigantesco mosaico con las banderas de las naciones participantes y hecho con la participación de los más de noventa mil asistentes.

Los Ángeles 1984 se caracterizó por ser la primera edición que se financió absolutamente con el patrocinio de empresas privadas, con lo que se garantizo la solvencia de la organización y permitió, gracias a los ingresos de publicidad y televisión, ganancias por 232.5 millones de dólares. En el aspecto deportivo, los juegos representaron el debut olímpico y consagración de su carrera atlética para Carl Lewis, ganador de medallas de oro en salto de longitud y las pruebas de velocidad de relevos 4 x 100, 100 y 200 metros.

Llama Olímpica.

La Llama Olímpica (también conocida como La Antorcha Olímpica) es encendida cuando juega el equipo de Troyanos de la Universidad del sur de California, y en varias ocasiones especiales por ejemplo:

  • En el invierno de 1963 iluminaron la llama por el fallecimiento del Presidente John F. Kennedy.
  • En el 2004 la iluminaron por el fallecimiento del Presidente Ronald Reagan por una semana.
  • Igual el año siguiente del 2005 cuando falleció el papa Juan Pablo II.
  • En conmemoración a los fallecidos de los Atentados del 11 de septiembre de 2001, La antorcha fue prendida por una semana.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE