Navegación

Luis Flores el universitario goleador de los 80s

Debutó en 1980 con el Pumas UNAM y, en 1986, se unió al Real Sporting de Gijón de la Primera División de España, donde debutó el 30 de agosto de 1986 en un partido contra el Athletic Club.

En esa campaña logró marcar doce goles en treinta y un partidos. Al término de la misma, regresó a México para jugar una temporada más y, a continuación, volver de nuevo a España para formar parte de las filas del Valencia C. F., donde no logró tener tanto éxito marcando solamente tres goles en los mismos treinta y un encuentros.

Flores fue campeón de Liga y campeón de la Copa Interamericana con la UNAM en la temporada 1980-81, además de haber sido máximo goleador en la temporada 1987-88 con veinticuatro tantos.

Luis Flores arribó al conjunto gijonés inmediatamente después de haber cumplido una actuación destacada en el Mundial de México 86, en el que anotó contra Paraguay un gol que invitaba a soñar, desde el segundo partido de aquella justa, con la seguridad del pase a los octavos de final que finalmente se obtuvo, pero para ello hubo que esperar un partido más—dentro de un estadio Azteca atestado y que estalló en júbilo al minuto 2’, cuando Lucho Flores supo intuir hacia dónde Raúl Servín, su compañero en Pumas, enviaría desde la banda izquierda un centro que otro canterano universitario, Hugo Sánchez, no alcanzó a contactar tras chocar con su marcador, pero que llegó hasta donde el camiseta ‘15’ de México lo ahuecó en su muslo izquierdo y con esa misma pierna lo pateó fuerte y cruzado para que entrara muy cercano al poste izquierdo del portero Roberto Fernández

En los siguientes años, Flores siguió siendo especialista en agüitar a sus rivales, tal como lo hizo el 11 de abril de 1993 en un partido de la selección nacional contra Honduras por las eliminatorias rumbo a Estados Unidos 94. Dándole la razón al tenista Andre Agassi cuando afirma que “los tiros son intuiciones adiestradas”, siete años después de su gol mundialista Flores tenía a tal punto adiestrada su intuición goleadora que nuevamente, en el mismo estadio Azteca, supo leer la jugada que desplegaría el lateral izquierdo del equipo nacional —ya no era Raúl Servín, retirado ese año, sino Ramón Ramírez, el crack nayarita— pero en esta nueva oportunidad eligió el curso de acción opuesto: decidió no correr a la espalda de Hugo como en el ’86, sino anticiparse al Pentapichichi y, en vez de esperar el balón, se lanzó acrobáticamente tras él en una suerte de palomita invertida, pues mientras su cuerpo apuntaba hacia el primer poste, su remate de cabeza salió directo hacia el segundo, donde pegó sutilmente antes de incrustarse en la portería. 

en España además del Sporting de Gijón, al que ayudó a clasificar a la Copa UEFA y donde anotó doce goles en una temporada —dos de los cuales se los hizo al Barcelona y al Real Madrid— Luis Flores también militó en el Valencia FC. Durante más de treinta años tuvo en exclusiva el récord como el jugador mexicano con más goles anotados en sus primeros ocho partidos en Europa, hasta que Hirving Chucky Lozano lo empató en 2017 con seis tantos en su primera temporada en el PSV Eindhoven de Holanda.

De vuelta en México, Luis Flores jugó para Cruz Azul —equipo en el que su hermano Nacho será por siempre toda una institución y con quien Luis pudo jugar a su lado 45 minutos muy emotivos en el partido de despedida del emblemático defensor cruzazulino— y para los archirrivales de la ciudad de Guadalajara: Atlas y Chivas.

Aproximadamente un año después de su retiro como jugador, en 1996, año en que empezaron en México los torneos cortos, Luis Flores se hizo cargo de la Dirección Técnica del equipo de la Universidad Nacional junto con Enrique López Zarza. De los tres torneos en que comandaron a Pumas sólo uno estuvieron de principio a fin en la banca auriazul, logrando la calificación a la Liguilla y debutando a 8 jugadores, en la mejor tradición universitaria de fomento a los jóvenes.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE