Navegación

El «Matador» del area enemiga

Luis Arturo Hernández Carreón; Nació en Poza Rica de Hidalgo, Veracruz, el 22 de diciembre de 1968. Conocido por el apelativo de «El Matador«, mientras que en Argentina lo llamaban el «Pájaro«. Ocupó la posición de delantero. Es reconocido por ser el máximo anotador mexicano en la Copa del Mundo.

Comenzó su trayectoria deportiva, siempre en la demarcación de delantero centro, en el club Cruz Azul, con el que debutó en Primera División el 22 de agosto de 1990 a los 21 años, y en el que permaneció hasta 1992 alternando juegos con el entonces equipo filial  Queretaro Futbol  Club. Ese año fichó por el  Monterrey y dos más tarde, fue contratado por el Necaxa. Con este equipo conquistó una Recopa de la Concacaf (1995), dos títulos del Campeonato mexicano (1995 y 1996), una Copa de México (1995) y una Supercopa de México (1995). Consagrado como uno de los mejores goleadores norteamericanos del momento, el Boca Juniors, por recomendación directa de Diego Armando Maradona y Julio César Toresani, se hizo con sus servicios en 1997. Por su parecido físico con el jugador argentino Claudio Caniggia, recibió el mote de «El Pájaro».

No obstante, su paso por el fútbol argentino fue breve y apenas pudo jugar en él, pues su club tenía cubierto el cupo de extranjeros. Por ello, en 1998 regresó a su país para incorporarse al Necaxa para mantenerse en forma de cara al mundial de Francia 1998. Posteriormente es fichado por Tigres de Nuevo León. Permaneció en su plantilla hasta mayo de 2000, cuando fichó por Los Ángeles Galaxy, equipo de la Major League Soccer estadounidense.

Luis Hernández jugó al final de su carrera con los equipos de Tiburones Rojos de Veracruz, Jaguares de Chiapas y Lobos de la BUAP.

Luis Hernández protagonizó grandes actuaciones con la Selección Nacional de México, con la que debutó el 1 de febrero de 1995 frente a Uruguay  tras ser convocado por el técnico Miguel Mejía Barón. En su tercer partido ante Yugoslavia el 15 de noviembre de ese año en Monterrey marcó su primer gol.

Ya en 1996 el seleccionador Bora Milutinovic  cree en él, pero en sus 6 partidos no logró convertir un gol, por lo que no pudo hacerse de un sitio habitual.

Realizó grandes actuaciones junto al delantero Cuauhtemoc Blanco, con quien hizo mancuerna en muchas ocasiones. Especialmente notables fueron sus participaciones en la Copa de Oro de la Concacaf  (que el combinado mexicano conquistó en 1996 y 1998), en la Copa Américca 1997  celebrada en Bolivia, donde Hernández mostraba al mundo sus dotes de goleador y gran jugador (competición en la que México ocupó la tercera posición, y de la que Hernández fue máximo goleador con seis anotaciones).

Luego llegó su momento estelar, jugando su primer mundial, en la fase final de la Copa Mundial de Futbol de 1998 disputada en Francia. México llegó hasta octavos de final y Hernández marcó cuatro goles, convirtiéndose así en el mexicano con mayor cantidad de goles en una copa del mundo, ganando la Bota de Bronce del Mundial (le anotó dos a Corea, un gol a la favorita Holanda en el último minuto en el empate 2-2 y uno más ante la poderosa Alemania cayendo México 2-1).

Estuvo presente un año más tarde en la Copa América de 1999  (en la que su seleccionado alcanzó de nuevo el tercer puesto y donde anotó 3 goles). Integró la plantilla de la Copa FIFA Confederaciones 1999, pero una lesión le impidió jugar en el torneo, por lo que México se coronó sin el «Matador» en la cancha.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE