Navegación

Un «Pirata»mexicano, el primero en jugar en Europa

A los largo de los años, los aficionados del fútbol mexicano reconocen al Veracruz como uno de los equipos de tradición y al escuchar el mote de los Tiburones Rojos es fácil recordar la cancha donde los escualos juegan: Luis ‘Pirata’ Fuente. El estadio toma su nombre de uno de los máximos ídolos del Veracruz y del fútbol mexicano.

Luis De La Fuente y Hoyos nació en el puerto de Veracruz en 1914, sin embargo, comenzó su carrera futbolística con un equipo capitalino, el Aurrerá, auspiciado por la colonia vasca residente en nuestro país. Tras la desaparición de este club, pasó al poderosísimo Real Club España, el mejor conjunto de aquellos años.

Con los albinegros vivió grandes temporadas y acompañado de otros jóvenes mexicanos como Raúl “Jorobado” Álvarez, Luis García Cortina Manuel Alonso y Fernando Marcos (luego sería árbitro, entrenador y comentarista) logró coronarse campeón en la temporada 33-34.

Sus buenas actuaciones le ganaron ser llamado a la selección que buscaba obtener su boleto al mundial de Italia 34, pero no tuvo participación en el tristemente célebre partido en que la selección mexicana cayó doblegada por Estados Unidos, 4-2. A pesar de todo, después de varios partidos amistosos que el “Tri” jugó en Europa, su calidad no pasó desapercibida y junto con el delantero Manuel Alonso y el defensa Carlos Laviada, se convirtió en uno de los primeros jugadores mexicanos en militar para un equipo español, en este caso, el Racing de Santander.

El talento de Luis de la Fuente era tan grande que incluso le anotó un gol a otro astro del futbol mundial y figura en ese entonces del Real Madrid: Ricardo Zamora, El Divino.

Solo permaneció un año en tierras hispanas pero logró demostrar su potente remate de cabeza y su poderío físico, además de su habilidad para eludir contrarios. Volvió con el España en 1935 y ,debido a su gusto por la vie bohème, salió del equipo y prestó sus servicios al Club América, donde fue campeón de Copa en 1938. Al ver su gran actuación, el R.C. España, lo pidió de vuelta, pero Atlético Corrales de Paraguay mostró su interés por De la Fuente. El torneo de 1939-40 lo jugaría en la élite del futbol paraguayo. Al finalizar el año, cuando emprendía otro viaje de regreso a México, el Vélez Sarsfield, de Argentina lo fichó.

En Argentina vivió momentos difíciles, pues el conjunto de la V tuvo una temporada desastrosa y acabó descendiendo. Sin embargo, a nivel individual, Fuente jugó 16 juegos y anotó ocho goles (dos de ellos a Boca Junios).

Regresó a México en 1941 para jugar con el Marte, entonces todavía capitalino y, dos años más tarde, se coronó campeón, en lo que sería la última temporada de la llamada época amateur. De cara a la primera temporada profesional, decidió fichar para el equipo de su tierra, los Tiburones Rojos del Veracruz. Con los porteños, su cosecha de logros crecería aún más y, así, obtuvo otros dos campeonatos de liga: 45-46 y 49-50, y uno de copa: 47-48.

En la temporada 1949–50 el conjunto jarocho obtuvo su segundo título de liga. El cuadro base lo formaban Castañeda; Goro, Andrade y Arteaga; Lecca y Buenabad; Quiñones, Grimaldo, Ayllón, De la Fuente y Velázquez, quienes extuvieron a punto de lograr el doblete, pues llegaron también a la final de copa, en la que el Atlas se impuso por 3–1, idéntico marcador con el que los rojinegros vencerían, del mismo modo, en el Campeón de Campeones.

Para la temporada 1950–51, el Veracruz cayó hasta la sexta posición en la liga, y apenas iniciada la campaña siguiente, “el Pirata” anunció su retiro de las canchas. Con su ídolo se fue también la grandeza del Veracruz: apenas dejó de contar con su concurso, cayó a la Segunda División, de la que no volvería sino hasta 1964.

En 1961, tras el regreso al profesionalismo de los Tiburones Rojos, “El Pirata” fue nombrado entrenador, sin embargo, sólo los dirigiría una campaña pues problemas de salud lo obligaron a alejarse del fútbol. Luis “El Pirata” Fuente falleció el 22 de mayo de 1972, víctima de un infarto. A pedido de la afición, el estadio del puerto jarocho lleva el nombre de este futbolista inmortal.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE