Navegación

El Policía Federal con medalla de plata en los J.O Los Ángeles 1932

La historia cuenta que Huet, escucho el himno nacional, porque oficialmente él y su adversario el sueco Bertil Ronnmark habían terminado empatados, logrando ambos la medalla de oro, puesto que el reglamento de la época no previa un empate. Empero se procedió a una ronda mas de desempate, ahí, el sueco lo venció por un tiro en la especialidad de fusil; por ello, el gran honor de haberse escuchado por vez primera en juegos olímpicos los acordes del himno nacional mexicano.

Con apenas 20 años de edad, Gustavo Huet Bobadilla obtuvo la Medalla de Plata en la competencia de Tiro en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1932.

En dicha ocasión, con vestimenta sencilla y una vieja carabina, el mexicano sorprendió a los refinados europeos, al acumular 294 aciertos, puntaje aparejado por el tirador sueco que los colocaba como ganadores de la presea de oro.

Al cumplir los 25 años, Gustavo Huet se integró al escuadrón de motociclistas de la Policía Federal de Caminos.

 Huet Bobadilla participó en las Olimpiadas de Berlín 1936. Mientras en el preludio de la guerra los europeos modernizaron sus armas, el policía federal que contaba con rudimentario armamento, se colocó en los primeros lugares nuevamente, solo después del noruego que obtuvo la medalla de oro.

Gustavo Huet empató con otros cinco tiradores en el segundo sitio; sin embargo, en una decisión que en su tiempo se consideró que obedecía a argumentos políticos e incluso racistas, se le envió a la séptima posición sin ronda de desempate.

Para 1948, sus méritos lo llevaron a ser el abanderado de la delegación mexicana en los Juegos Olímpicos de Londres, donde hizo su última aparición en competencias internacionales de tiro.

El 20 de noviembre de 1951, dos días antes de cumplir 40 años, debido a la celebración de la Carrera Automovilística Panamericana, se le solicitó doblar turno de trabajo.

Fue asignado a la carretera México – Puebla, con la misión de revisar la documentación de transporte pesado con entrada y salida a la capital del país.

Un automóvil Packard, manejado por un conductor ebrio a exceso de velocidad, estuvo a punto de chocar de frente con un camión recién inspeccionado. Al evadirlo, el automóvil se estrelló con el vehículo que al otro lado del camino revisaba el policía federal, quien murió prensado en el lugar.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE