Navegación

El primer campeón mexicano minimosca del mundo,Freddy»Chato»Castillo

El yucateco Freddy Castillo, quien fue el primer mexicano en conquistar un campeonato mundial minimosca, no se arrepiente de haber gastado todo lo que ganó en su exitosa carrera sobre los cuadriláteros, porque con un golpe ganaba mucho dinero, pero también de un golpe se lo gastaba.

No le quedó nada, excepto la alegría inquebrantable, la misma con la que decidió triunfar en el boxeo para sacar adelante a su familia, su elección por el boxeo fue un cálculo financiero. Cuando era joven, en el barrio bravo de San Sebastián, en la blanca Mérida, preguntó cómo podía hacerle para ser rico.

Había pensado que si se dedicaba al futbol pronto podría amasar una fortuna, pero le previnieron que dedicarse al balón en Yucatán era la apuesta con más probabilidades de terminar en el fracaso. Entonces –se preguntó–, ¿dónde está el dinero? Y alguien le dijo que sobre los cuadriláteros. Así de simple fue su elección, como quien invierte en la bolsa de valores.

Freddy trabajaba en el rastro, y su única cena, era meter las manos al chorro de sangre de la res que había matado y se la bebía así, recién escurrida del animal. Una vez decidido el futuro, no dejó de pelear hasta conseguir lo suficiente para ayudar a su familia, la que tenía en ese momento y la que imaginaba tendría más adelante.

Lo único que quería era una casa grande con patio y puerta de dos hojas para que entrara la gente y no se salieran sus nietos, porque ya desde entonces soñaba con ellos, cuando aún ni hijos tenía. Todo lo demás lo despilfarró este hombre pequeñito, que se anticipó a la era de los campeones mexicanos en las divisiones menores.

Hoy vive de una pensión de 5 mil pesos, que la fundación Slim le otorgó por ser un ex campeón. Freddy “Chato” Castillo, yucateco, doble ex – campeón mundial de peso mosca y mini-mosca, que de desconocido boxeador se convirtió en Rey Universal de ambas divisiones. Es un grandioso personaje del mundo del boxeo que vivió un infierno cayendo en las garras del alcoholismo y hoy lleva una vida sencilla fuera de lujos y riqueza pero con alegría porque ha logrado vencer la enfermedad que lo llevó a perder todo.

Freddy está casado, y tiene cuatro hijos, es sencillo, platicador y humilde, fue monarca mundial en los pesos de 48 y 50.500 kilos. Hoy Viste modestamente. Es hijo de familia humilde. Su papá era tallador de henequén. Freddy nació el 15 de junio de 1955, en Mérida, Yucatán. Ahora radica en Cozumel, Quintana, Roo, donde tiene un gimnasio. Se fue de Mérida porque no tuvo apoyo económico cuando cayó en desgracia por el alcoholismo. Siempre se distinguió como fajador.

Desde chico le gustaron los golpes. Una de sus mayores satisfacciones es que junto con el maestro yucateco Miguel Canto, ex – campeón mundial de peso mosca y Guty Espadas, ex – monarca mundial mosca fueron los tres titanes del boxeo yucateco en los años 70’s, hace más de treinta años. Freddy siempre fue inquieto y valiente Tuvo solamente estudios de primaria por su pobreza. Se hizo boxeador para obtener riqueza y lo logró viendo que Miguel Canto y Guty Espadas ganaban grandes bolsas cuando exponían sus campeonatos además de viajar por todo el mundo siendo famosos. Se inició en el pugilismo a la edad de 16 años y en 1971 hizo su debut ante sus paisanos ganando por la vía rápida en cuatro capítulos a Guty Espadas. Después de sostener treinta y cuatro combates profesionales el 19 de febrero de 1978 en Caracas, Venezuela, disputó el cetro mini-mosca al venezolano Luis Estaba derrotándolo por nocaut en el episodio 14.

Su pegada era fulminante. Todos le auguraban un largo reinado pero se alejó del gimnasio descuidando su condición física. Tres meses le duró el gusto de ostentar la corona mundial mini-mosca. En mayo del mismo año de 1978 perdió el cetro por decisión en quince asaltos ante el tailandés Netroni Vorasingh en Bangkok, ganando elevada suma de dinero. El 24 de julio de 1982 tuvo otra oportunidad de disputar el campeonato mundial pero ahora en peso mosca y fue ante el colombiano Prudencio Cardona en Mérida. Ganó por la vía de los puntos en quince episodios. 

La vida le volvió a sonreír pero nuevamente festejó en grande y en su primera defensa del cetro, el 6 de noviembre de 1983 en Los Ángeles, California, perdió por decisión ante el panameño Eleoncio Mercedes. En 1986 sostuvo su última pelea el 22 de febrero ante el tailandés Sot Chitalada, perdiendo en decisión. En el boxeo permaneció quince años, de 1971 a 1986. Su record profesional es de 68 combates.

Perdió 18, ganó 30 por nocaut y el resto por decisión. Obtuvo triunfos sobre peleadores del ranking nacional y mundial como el panameño Alfonso López, campeón mundial mosca, Antonio “El Poema” Avelar, monarca mundial de esa división, Magallo Lozada, Freddy “El Riel” Hernández, Adelaido Galindo, Lupe Madera, paisano suyo y también ex – campeón mundial de los 50.500 kilos, Pedro Flores, ex – campeón mundial, el panameño Hilario Zapata, Juanito Álvarez, Amado “Cachorro” Ursúa, entre otros..

Freddy “Chato” Castillo es valiente al aceptar que cayó en el alcoholismo, al permanecer más de quince años sin dejar de tomar. “! Yo viví el infierno en carne propia ! perdí mis valores morales durmiendo en la calle como teporocho, pero gracias al sacerdote Raúl Kemp Lozano me salve de morir olvidado por todos”, El ex boxeador Freddy “Chato” Castillo recibió el cinturón minimosca del  Consejo Mundial de Boxeo  (CMB) que le ganó al venezolano Luis “Lumumba” Estaba el 19 de febrero de 1978, en Caracas. El “Chato” se mostró agradecido con el presidente deI CMB, Licenciado José Sulaimán Chagnón, ya que después de 33 años recibió el fajín oro y verde que conquistó en epopéyica batalla, al noquear en 14 asaltos a “Lumumba” Estaba..(Por:Armando Centeno)

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE