Navegación

Horacio Llamas y su paso por la NBA

Horacio Llamas pasó su etapa  colegial con Grand Canyon, no hubo fortuna en el Draft de la NBA pues ningún equipo lo seleccionó, así que intento probar suerte en los campos de entrenamiento. Los Atlanta Hawks le dieron la oportunidad de probarse, aunque al final no logró quedarse en el roster que arrancaría la temporada 96-97 de la NBA.

Los Phoenix Suns fueron el equipo que le abrió las puertas a la mejor liga del mundo, Horacio firmó un contrato por diez días en la segunda quincena de febrero, sin jugar obtuvo otro contrato por 10 días y finalmente llegó el momento esperado. Horacio Llamas Grey se convirtió oficialmente en el primer mexicano en la NBA el 2 de marzo de 1997, el de Sinaloa tuvo sus primeros minutos en la victoria de los Suns ante los Mavericks con marcador de 109-108. Llamas jugó 3:46 minutos, en los que aportó un rebote y dos puntos.

Su «carrera» en la NBA consistió en 28 juegos de temporadas regulares. Jugó un total absoluto de 143 minutos.

Pero por ser el primer jugador nacido en México que apareció en un juego de la NBA, Horacio Llamas hizo mucho más que convertirse en la respuesta de una pregunta difícil de trivia. El centro de 6 pies 11 pulgadas (2,11 m) de altura, experimentó momentos y atesoró recuerdos con los que la mayoría de los jugadores de básquetbol solo sueña.

Llamas compartió minutos con un Kobe Bryant adolescente, jugó como titular por primera vez contra su ídolo, Hakeem Olajuwon, sintió la fuerza y el enojo de Charles Barkley, cargó contra un Shaquille O’Neal de 25 años y anotó una canasta ganadora después de un pase relámpago de Michael Jordan.

Lógico, fue más espectador que actor, pero Llamas aprovechó hasta la última gota de su taza de café con la NBA.

Después de jugar en varias ligas internacionales en los cuatro años siguientes, Llamas intentó retornar a la NBA en 2002, con los Washington Wizards. Uno de sus compañeros de equipo en esa pretemporada era Jordan, con 39 años de edad, que estaba comenzando la última de sus 15 temporadas en la NBA. Llamas aprovechó cada una de las oportunidades que tuvo para aprender de este séxtuple campeón de la NBA y elegido cinco veces MVP de la liga.

«Él acostumbraba llegar temprano a las prácticas porque tenía una cirugía de rodilla», comentó Llamas. «Yo también llegaba temprano, así que cada vez que se podia  aprovechaba hablar con él».

Al final, no pudo quedarse con el equipo y ahí finalizó la historia de Horacio Llamas en el mejor basquetbol del mundo, una historia corta, pero que queda para la historia pues al final siempre podrá decir que fue el primer mexicano en pisar una duela de la NBA.Llamas fue dejado libre unos pocos días más tarde, pero por un momento se sintió como si hubiera ganado el Juego 7 de las finales de la NBA.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE