Navegación

José Becerra el campeón mexicano que se retiró a los 26 años por una tragedia

Becerra Covarrubias, quien nació el 4 de abril de 1936 en Guadalajara, conquistó la corona mundial de los gallos el 8 de julio de 1959 mediante un nocaut en ocho asaltos sobre el argelino francés Alphonse Halimi, quien se había hecho campeón absoluto venciendo a otro mexicano, Raúl “Ratón” Macías en una dolorosa derrota para el pugilismo mexicano. 

El encuentro entre Becerra y Halimi tuvo como escenario la Sports Arena de Los Angeles, California en una promoción de George Parnassus.

Dios lo convirtió de humilde boxeador a campeón del mundo, pero en su camino ocurrió una tragedia. Mató a golpes en el ring a su rival y cayó en la angustia y desesperación, porque perdió su agresividad de golpear a su contrincante por temor a lo sucedido, pero al ver a la Santísima Virgen de Guadalupe con su tierna mirada y majestuosa bondad, lo hizo cambiar positivamente por la fortaleza que le dio para soportar los sufrimientos de la vida.

Jose Becerra, nacido en el barrio de la antigua central camionera en Guadalajara, Jalisco. Cerca del famoso barrio de San Juan de Dios, ex-monarca universal de peso gallo y vengador del ídolo Raúl «Raton» Macías (Q.E.P.D.), es este bravo y enorme pugilista que pudo lograr mas hazañas boxísticas decidiendo dejar este deporte por el remordimiento de su conciencia que podría quedar loco o perderse en el alcoholismo.

Ganó mucho dinero. Tuvo un edificio, varios restaurantes pero los perdió por malos manejos. Estuvo casado y  siete hijos, murió uno que estaba en silla de ruedas. Conoce el dolor y la amargura pero la comprensión y amor que le da la Santísima Virgen de Zapopan, logra vencer la oscuridad porque la luz encuentra a Dios.

Estudió hasta primaria para trabajar en un taller de carrocerías para autobuses urbanos que tenía Jorge Trigo, quien fue su primer manager, llevándoselo a Torreón donde debutó en el terreno amateur.

Lo grandioso de Becerra es haber noqueado al francés Alphonse Halimi en Los Angeles, California y quitarle el título mundial de los 53-500 kilos; vengó a Raul «Raton» Macías, quien perdió con Halimi «La Noche Triste del Boxeo Mexicano» el 6 de noviembre de 1957. La afición lloró el fracaso del excelente estilista del barrio de Tepito y enorme ídolo popular. Tenía 21 años de edad.

En esa misma función en pelea semifinal también perdió José Becerra ante Dwigh Hawkins por nocaut en cuatro rounds bajo la dirección del experimentado manager Pancho Rosales. El tapatío junto con Nacho «Pingüino» Escalante, ex campeón mosca de México fueron sparrings de Macías quien siempre se distinguió por su vida ordenada arriba y abajo del ring. Nada de alcohol ni drogas.

Becerra debutó profesionalmente a los 17 años de edad en su tierra de Jalisco en 1953 noqueando en cuatro a Ray Gómez ganando doscientos pesos. Su mayor bolsa fueron 50,000 dólares en Japón, al exponer el campeonato ante Yonekura el 23 de marzo de 1960, ganó por clara decisión. Solamente hizo dos exitosas defensas de su título porque ya no pudo dar el peso gallo; principalmente su conciencia lo atormentaba la por la muerte del negrito Walter Ingram, en Guadalajara, Jalisco, el 24 de octubre de 1959 tres meses después de haber conquistado el cetro universal ante Halimi el 8 de julio de ese 1959. Fulminó al galés en ocho vueltas y en la segunda vez en nueve el 4 de febrero de 1960, retuvo el campeonato.

Becerra fue el «coco» de José Medel. Tres veces lo noqueó y también venció en la revancha al estaunidense Hawkins. Ganó también a Billy Peackok quien noqueó y fracturó la mandíbula al «Raton» Macías; venció al tremendo noqueador cubano Manuel Armenteros y a muchos púgiles clasificados nacional e internacionalmente.

Medel ex campeón nacional gallo fue quien destronó al idolo José «Toluco» López y lo noqueó en la revancha ganándose el desprecio popular de la facción, porque humillo al «Toluco» quien fue víctima del alcoholismo. Ambos ya fallecieron. Medel el 31 de enero del Año 2001 a los 63 años de edad y «El Indio de Oro» a los 40 el 10 de diciembre de 1972.

Becerra, de paso lento con buena memoria sin olvidar su sencillez que lo hizo ganar amigos y admiradores entre ellos el tremendo ponchador Efrén «Alacrán» Torres quien se metió al boxeo viéndolo pelear, reveló que no le dio oportunidad al «Toluco» López de disputar el campeonato mundial porque cuando su tocayo era monarca de México, su manejador Arturo «Cuyo» Hernández, nunca lo aceptó como retador y por eso mi entrenador don Pancho Rosales, se olvidó del «Toluco» pese a que hubiera sido una pelea millonaria.

Al preguntarle por qué no aceptó la oferta de 70,000 dólares que le hizo Parnassus por exponer por tercera vez su corona ante Eder Jofre, moviendo la cabeza y con voz apagada contestó…

«La muerte del negrito Walter Ingram me chin… jamás pude reponerme de esa tragedia. Por eso cuando me enfrente al guanajuatense de San Luis de la Paz, Eloy Sánchez, me noqueó siendo el 30 de agosto de 1960 en Ciudad Juárez, Chihuahua. No podía tirar golpes. Tenía temor a lastimarlo. Esa muerte te repito, me chin…»

Becerra perdió por nocaut en el octavo y anunció su retiro, ante el disgusto del promotor Parnassus y su manager Pancho Rosales, ya fallecido les decía…

» No puedo más…dejo el boxeo para siempre… Dios me sacó de pobre y le estoy agradecido pero…ya no puedo…me da miedo golpear a mi rival…prefirió salud que dinero».

 

Sin embargo, Becerra ya visiblemente recuperado de la muerte de Ingram, volvió a ponerse los guantes y regresó en 1962, peleó con un púgil local de nombre Alberto Martínez a quien noqueó en el sexto en la Perla Tapatía, pero nuevamente decidió olvidarse del box. 

Siete años permaneció Becerra en el boxeo de paga. Se inició a los 17 años y se retiró a los 26 en buenas facultades físicas y mentales, rodeado del amor y cariño de su esposa e hijos. Su récord es e 78 peleas y sólo 5 derrotas y dos empates cayó ante Luis Ibarra, Carlos Martínez, Germán Ahom, Hawkin, a quien en la revancha noqueó y Eloy Sánchez. Fue tremendo noqueador porque tenia dinamita en sus puños además de estilista era fajador, le gustaban los cambios de golpes aunque le faltó carisma para ser ídolo. Sobre el tema de la idolatría, Becerra dijo con voz titubeante por el peso de sus años sobre todo por los tremendos combates que tuvo «La muerte del negrito Ingram fue debido también al público porque me gritaban que era campeón de papel debido a que no tiraba golpes y eso me dolió por lo cual le pegue a placer»

«Me enojé la gente me gritaba ¡acábalo! ¡acábalo!… Me insistían. En el noveno cayó pero se reincorporó. Su manager lanzó la toalla para evitar el desigual encuentro. El negrito tuvo fuerzas para felicitarme. Se fue a su esquina y cayó en la lona. Tenía paralizado el cuerpo y nunca despertó» Becerra hablaba con voz entrecortada. Sus ojos se humedecieron.

Fue la página negra de la brillante carrera deportiva de Becerra quien ya no quiso seguir exponiendo su campeonato y decidió renunciar. Eloy Sánchez y el brasileño Eder Jofre se lo disputaron en Los Angeles, California, el 18 de noviembre de 1960 siendo noqueado el guanajuatense en el sexto.

Una de los boxeadores más queridos en la historia del pugilismo azteca, José Becerra, falleció un sábado de agosto del 2016 en Guadalajara, luego de lidiar los últimos tres años con insuficiencia renal. Campeón Mundial de peso Gallo.

«Mi papá falleció a las 7:50 de la mañana. Tenía insuficiencia renal, lo dializaban, pero se le infectó el catéter que tenía en el pecho y quisieron ponerle uno en el cuello y ya no pudieron por las venas tan delgadas que tenía. Luego lo dializaron, pero ya no toleró el procedimiento», reseñó Norma Becerra, hija del ídolo del boxeo tricolor.

«Fue algo muy bonito, fue muy especial porque no sólo inauguramos la arena, sino porque noqueé a Alphonse Halimi, recuerdo que ese día estaba lleno. Apenas me dijeron que lo iban a demoler, y me puso triste porque se llevan muchos recuerdos, pero recordé que hicimos algo importante esa noche», apuntó para ESPN José Becerra hace unos meses cuando se le entrevistó con motivo de la demolición de la Sports Arena hace unos años.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE