Navegación

La historia de unos «Diablos» Toluqueños,2020 año que cumplieron 103 febreros…

El fútbol en Toluca llegó con la idea de los hermanos alemanes Manuel y Francisco Henkel, propietarios de la hacienda «La Huerta» ubicada en Zinacantepec cerca de la Ciudad de Toluca. Los Henkel implementaron el fútbol en la hacienda, con el afán de entretener a sus peones durante sus horas libres; tiempo más tarde, se lanzaron a la creación oficial del equipo «La Huerta», integrado por la peonada de la hacienda.

Otro de los principales promotores del fútbol en la Ciudad de Toluca fue Román Ferrat Alday, quien se reunía cada domingo con un grupo de amigos para practicar fútbol en unos terrenos cercanos a la Alameda Central. Por su parte la familia Henkel, se hizo de los servicios del destacado preparador físico Filiberto Navas Valdés, quien se distinguía por su trayectoria en el atletismo, el basquetbol, la lucha grecorromana y el box.

La idea de los Henkel de promover el fútbol en Toluca se llevó a cabo con la creación de un segundo equipo, llamado Xinantecatl en honor al Nevado de Toluca e integrado por trabajadores del Ferrocarril Toluca-Tenango y de la Compañía de Luz, dirigida por Eduardo Henkel, padre de Manuel y Francisco.

Finalmente el 12 de febrero de 1917 en la casa de la familia Ferrat-Solá, ubicada en el número #37 de la Avenida Juárez se levantó el acta constitutiva del Club Deportivo Toluca; conformándose una directiva a la que se sumaron personalidades como Leonardo y Joaquín Sánchez, Abel Moreno y Manuel Lara. Sin embargo el acta de fundación del Club Deportivo Toluca se perdió con los inicios de la Revolución que azotaron a México en aquel entonces y nunca se recuperó.

El objetivo de convertir al equipo en un protagonista del fútbol nacional, dio inicio con la contratación de Moisés Plata quien se había iniciado en el Xinantecatl. La directiva del Club Deportivo Toluca adquirió los terrenos de la llamada «Presa de Gachupines» ubicados en lo que ahora es la calle de Vasco de Quiroga, entre Hidalgo Poniente, Aurelio J. Venegas y Buenaventura Merlín, propiedad de Francisco Negrete.

La familia Ferrat fue la encargada de solventar económicamente al recién formado equipo, adquiriendo unos terrenos ubicados en la avenida Colón (hoy Paseo Colón) en el que se estableció la primera sede oficial del Deportivo Toluca la cual consistía en una pequeña cancha de fútbol y unas gradas de madera con un tramo techado para proteger a la damas que asistían al juego. En 1919 se adquirieron los terrenos de la llamada «Presa de Gachupines» ubicada en las calles de Vasco de Quiroga, Hidalgo poniente, Aurelio Venegas y Buenaventura Merlín que eran propiedad de Francisco Negrete.

Entre 1918 y 1919 surgieron nuevos equipos como; el “Azteca” el “Unión” y el “Águila”, este último auspiciado por Fernando Barreto quien más tarde quedaría ligado al Deportivo Toluca; Fernando Barreto incursionó en el fútbol con la creación de varios equipos, con quienes buscó conquistar el Campeonato Estatal Mexiquense. Su primer equipo fue el «Águila», sin embargo no logró más que un subcampeonato en 1919 y el equipo fue reemplazado por el «Cuauhtémoc» y este a su vez por el «Reforma».

En 1921 el gobernador del Estado de México Manuel Campos Mena, organizó una serie de festejos en los que participó el Club Deportivo Toluca, teniendo como sede la cancha del Tívoli que actualmente es una zona habitacional que conserva en nombre. De acuerdo a un diario de aquella época, en Toluca aparecieron jugadores del equipo de Barreto como Reynaldo Torres, Francisco Silva y Juan Albarrán, mejor conocido como el diablo (más tarde inspiración del Club Deportivo Toluca para su mote de los «diablos rojos»); sin embargo no se especificó si los jugadores habían sido cedidos a préstamo o se habían adquirido como refuerzos del club.

Con el término de la Revolución, el país entró en crisis y muchos accionistas del Club Deportivo Toluca se vieron forzados a emigrar de la capital mexiquense. Con esto, el Club Deportivo Toluca entró en crisis y se vio forzado a invitar a nuevos inversionistas, entre los que estuvo Fernando Barreto. A mediados de 1926, Barreto recibió la invitación del Atlético León para disputar una serie de tres partidos en la Ciudad de León, de los cuales el Deportivo Toluca logró dos inesperadas victorias.

Desde 1930 el Club Deportivo Toluca llevó a cabo una reestructuración por medio de la cual, el Deportivo se convirtió en una Sociedad Anónima con las aportaciones prolongadas de Moisés Plata. Con esta reestructuración el Club buscaba darle más beneficios a sus socios no solo en el área del fútbol, sino también en el basquetbol, el tenis, el frontennis y el casino de juegos. Sin embargo, con la incursión en los nuevos deportes, la mayor parte de los socios descuidó el fútbol que quedó solventado únicamente por Jesús Piña y Fernando Barreto.

Para 1931 y tras haber logrado un merecido tercer lugar en el campeonato de la Federación Central; el Deportivo Toluca regresó a los campeonatos estatales; llegando con la aureola de haber disputado un torneo con los tres equipos más destacados del Distrito Federal. El prestigio que venía gozando el equipo, se acrecentó más con los partidos que el Deportivo disputó frente al Club España, el Atlas de Guadalajara y el Club América, a quien derrotó 3 por 2 el 21 de diciembre de 1930.

Otro de los sucesos más relevantes en esta época, fue el enfrentamiento del Club Deportivo Toluca contra el Libertad de Costa Rica ya que representó el primer duelo internacional en la historia de los escarlatas. En el partido destacan jugadores como Rodolfo Muñoz, Goldoni y Hutt.

En 1935 aparecieron jugadores como David Albiter, Carlos Ballesteros, Alberto Mendoza y Samuel Martínez García quien sería clave fundamental para el ascenso del equipo a la Primera División. En 1936 llegó a la presidencia Fernando Torres y el equipo retuvo el título de Campeón Nacional Amateur con jugadores como Horacio Garduño, Manuel Esquivel, Eustolio Enríquez, Carlos Chatelain, Aníbal Espinoza, Alfonso García, Manuel Estana, Guillermo Estrada, Ricardo Barraza, Héctor Barraza, Pascual Valdés, Rodolfo Guadarrama, Vicente Quintana y Aurelio Moreno.

Uno de los grandes jugadores surgidos en el Deportivo durante esta época, fue Alberto Mendoza, mejor conocido como el «Caballo». Alberto se inició en el Deportivo como reservista y poco a poco fue ganándose un lugar como titular en el equipo; sin embargo, la popularidad del «Caballo» llegó a la cima cuando el Deportivo Toluca a un club español llamado Euskadi con cuatro goles de Mendoza el 16 de junio de 1939.

El Club Deportivo Toluca obtuvo finalmente su ascenso luego de 36 años de su fundación, sin embargo el haber logrado el ascenso traía como consecuencia el incremento de gastos para la directiva debido a que las exigencias de la Federación Mexicana aumentaban y también las cuestiones deportivas que exigía reforzar al equipo para poder lograr una digna campaña en la primera nacional. El gasto total estaba fuera del alcance de la directiva roja y para poder mantener al equipo, José Ramírez Ruiz decidió formar un patronato integrado por los principales empresarios de la ciudad, entre los que destacaban; Juan Salgado, Pedro López, Manuel Villaverde, Jaime García, Francisco Negrete, Mario Mena Palacios, y Luis Gutiérrez Dosal, quienes mantuvieron al equipo vivo siendo dueños por menos de un mes, tiempo en el que Don Nemesio Díez llegaría al Toluca para quedarse como dueño definitivo.

El 8 de agosto de 1954 el Campo Patria fue inaugurado formalmente como el Estadio del Club Deportivo Toluca que más tarde pasó a llamarse: «Héctor Barraza», «Luis Gutiérrez Dosal», «Toluca 70», «Toluca 70-86», «La Bombonera» (nombre que hasta la fecha identifica al estadio) y finalmente «Nemesio Díez». Todo esto surgió sobre la ubicación del Campo Patria.

El primer encuentro oficial del Deportivo Toluca en la Primera División Nacional fue ante los potros del Atlante en el cual el Toluca se llevaría la victoria por un marcador final de dos por uno. En dicho partido la afición del equipo se hizo presente y fue entonces cuando apareció como mascota un personaje vestido de diablo en la Ciudad de los Deportes que; de inmediato fue adoptado por la afición como la mascota oficial del club, misma que hasta la fecha prevalece y le otorgó al conjunto mexiquense su sobrenombre característico de «los diablos rojos».

Al concluir la temporada del 53-54 de la Primera División el Deportivo Toluca logró el título de goleo individual a manos del veracruzano Carlos Carús y un merecido tercer lugar empatando con Tampico y a solo tres puntos del campeón que resultó ser el Club Marte.

Para la temporada 1954-55, el Deportivo Toluca culminó como sexto lugar en la Tabla General y como consecuencia se decidió contratar a Fernando Marcos González en la dirección técnica y a Gonzalo Iturbe, Gabriel Uñate, Jesús Segovia y el portero Manuel Camacho como refuerzos para la campaña en la cual el cuadro rojo finalizó como cuarto lugar general.

El primer título para la institución sería una Copa México que llegaría en el año de 1956, cuando el Club Deportivo Toluca derrota al Club Irapuato el 27 de mayo de 1956 con marcador final de dos goles por uno con jugadores como Manuel Camacho, Segovia, Jorge Romo, Hernández, Vázquez, Wedell, Sesma, Blanco, Uñate, Lascarez y Barraza.

El segundo título para la institución y primero en la liga, llegaría en la Temporada 1966-1967. El torneo fue muy reñido y cobró importancia cuando la disputa por el título quedó entre el Club América y el Deportivo Toluca; ambos equipos se enfrentaron en la jornada 27, prevaleciendo un empate a 0 que no permitió definir el título; sin embargo, estando en la última jornada del torneo, el Club América empató su partido ante el Nuevo León, mientras que el Club Deportivo Toluca se impuso al Club Oro 1 gol por 0, conquistando así su primer campeonato de título, bajo la dirección de Ignacio Trelles.

Al culminar la Temporada 1966-1967 el Club Deportivo Toluca disputó el título de Campeón de Campeones ante el Club León; uno de los equipos más ganadores de la época, con 4 títulos, 2 copas y 2 Campeón de Campeones. El partido se celebró el 26 de febrero de 1967 y el Club Deportivo Toluca logró imponerse al cuadro leonés, con un solitario gol de Cerda Canela. El Club Deportivo Toluca logró su primer título de Campeón de Campeones, respondiendo con creces, a la confianza que en el grupo, habían depositado hombres como Eduardo Monrroy, Alfonso Faure, Germán Sánchez y Carlos Zarza, el peruano Claudio Lostaunau, entre otros.

Para la Temporada de 67-68 el Deportivo Toluca mantuvo su mismo nivel y básicamente su mismo plantel, salvo por las incorporaciones de Tomás «Fumanchu» Reynoso y Felipe Rubalcaba así como por las bajas de Carlos Lara y Claudio Lostanau. El partido clave del torneo se dio el 7 de enero de 1968 cuando el Deportivo Toluca recibió la visita del Club Universidad Nacional a tres fechas de finalizar el torneo. El partido fue dominado por la universidad; sin embargo en el minuto 22 Vicente Pereda Mier anotó el primer gol para el cuadro rojo en una jugada de «palomita» a pase de Rubalcaba, la victoria para Toluca quedó asegurada por Juan Dosal quien puso el 2-0 definitivo que le daría el bicampeonato al equipo.

Toluca ganó su segundo título de Campeón de Campeones, enfrentándose al Atlas en una serie de dos encuentros en los que contarían los puntos y no los goles. El primer partido lo ganó el Deportivo Toluca 3 a 1, y el segundo se lo llevó el Atlas 1 a 0; tras finalizar el tiempo regular, ambos equipos se enfrentaron en una serie de penales que ganó el Deportivo Toluca con 3 anotaciones de Albino Morales.

El 3 de abril de 1968 dio inicio la cuarta edición de la Copa de Campeones de la CONCACAF, teniendo como participantes a el Club Deportivo Toluca (Campeón de México), el New York Greek-American (Campeón de Estados Unidos), el Somerset CC (Campeón de las Bermudas), el Scherpenheuvel (Campeón de las Antillas Neerlandesas), SV Transvaal (Campeón de Surinam), Aurora FC (Campeón de Guatemala)la Liga Deportiva Alajualense (Campeón de Costa Rica), el Club Deportivo Olimpia (Campeón de Honduras) y el Club Alianza (Campeón de El Salvador). El Club Deportivo Toluca debutó el 29 de septiembre de 1968 derrotando al New York Greek-American 4 a 1 y 3 a 2 en el partido de vuelta celebrado el 6 de octubre, sin embargo, el torneo no culminó exitosamente tras las descalificaciones del Aurora FC y el SV Transvaal por lo que el Club Deportivo Toluca fue declarado campeón.

Para la temporada 81-82 llegó a la presidencia del equipo Ernesto Nemer Naime; y el Deportivo Toluca terminó la competencia ubicándose en novena posición. Para la siguiente temporada la suerte de Toluca no mejoró y finalmente Naime dejó la presidencia en manos de Jesús Fernández y paralelamente Jorge Marí fue reemplazado por José Antonio Roca en la dirección técnica del conjunto escarlata.

La campaña 1982-83, fue considerablemente buena al culminar la temporada en quinto lugar general; sin embargo para la siguiente temporada Fernández dejó la presidencia del equipo y fue reemplazado por Germán Sánchez Fabela, quien logró la incorporación de Miguel Ángel Cornero, culminando la temporada en décimo lugar general.

Los malos resultados para Toluca continuaron y en la temporada de 1984-85 José Antonio Roca dejó la dirección técnica del equipo al igual que Germán Sánchez quien fue reemplazado en la presidencia nuevamente por Jesús Fernández; quien designó como técnico del plantel a José Luis Estrada culminando nuevamente en los últimos lugares de la competencia.

Para los torneos de Prode 85 y México 86, Fernando Corona Álvarez regresó por segunda ocasión a la presidencia del equipo y como técnico Eduardo Ramos Escobedo, sin embargo los resultados no mejoraron tanto el Álvarez como Escobedo fueron reemplazados en la campaña de 1986-87 por Germán Sánchez Fabela y Arpad Fekete respectivamente; la nueva directiva logró las incorporaciones de Wilson Graniolatti y Toluca terminó en el 13° lugar general.

Estando por finalizar la época de los 80s la directiva nombró a Kurt Visetti Vogelbach como presidente de la institución en la temporada 87-88 y a Roberto Matosas como director técnico, así como a Ricardo Ferreti ; el cuadro mexiquense culminó la temporada en noveno lugar general.

Vino la época dorada de los Diablos con la conquista de los campeonatos que hoy adornan las vitrinas:

  • Campeonato Verano 1998
  • Torneo Verano 1999
  • Campeón Verano 2000
  • Apertura 2002
  • Campeón Apertura 2005
  • Apertura 2008

El campeonato más reciente se dio en el Torneo Bicentenario 2010, al mando de José Manuel “Chepo” de la Torre, actual director técnico del equipo.

Santos fue el rival de la gran final en 2010, en la cual Alfredo Talavera detuvo de forma magistral el penalti de campeonato.

Actualmente los Diablos Rojos cuentan con 10 títulos, lo que los hace el tercer equipo más ganador de Ligas en la historia profesional del fútbol mexicano.

No es para menos Toluca FC 103 años que comenzó la historia.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE