Navegación

La Leyenda del Rebaño Sagrado,Ricardo»Snoopy»Pérez

Debutó en la temporada 1975-76 en un partido que perdió Chivas por 4-0 ante el equipo de Pumas de la UNAM, del cual destacaban un joven Hugo anchez y un consagrado Evanivaldo Castro «Cabinho». Ese partido fue el que marcó el debut de Ricardo en el profesionalismo con apenas 16 años.

Ricardo Pérez llegó a las inferiores de Chivas apenas a los 14 años, después que un histórico de ese club llamado Jesús «Chuco» Ponce lo recibió al ser observado en algunos torneos de barrio en el que participaba el joven Ricardo, más específicamente el barrio del «Retiro», de donde es originario.

Fue llevado a la categoría «Piloto» que es una de las antesalas de los primeros planos jerárquicos del club, solo que al recibir su acta de nacimiento se percataron de su corta edad que nada tenía que ver con sus prematuras facultades físicas y futbolísticas; decidieron bajarlo a categorías juveniles, propuesta a la que el no accedió, la cual a fin de cuentas pasó de largo y en menos de dos años tuvo su ascenso al primer equipo.

Participó en el Guadalajara durante 12 temporadas en las que consiguió mas de 70 goles, sindo una cuota alta para su posición que no era precisamente la de delantero, pero sin duda su principal característica y que lo ha inmortalizado en las páginas del futbol mexicano, es la cantidad de penales que otorgó durante su carrera al adueñarse de los extremos de las canchas, siendo un total de 67 ocasiones en las que generó penales a sus equipos.

Y vaya que lo conseguía, a Ricardo Pérez le cometieron 67 penales en sus 16 años de carrera, un jugador muy complicado de marcar y con picardía de sobra para buscar el contacto dentro del área.

Con Guadalajara participo 12 temporadas, anotó 45 goles con la camiseta del rebaño sagrado además de ser el mejor pasador de la liga por 3 años consecutivos. Anotaba goles espectaculares como esta chilena frente a los cañeros de Zacatepec.

Sostenía tremendo duelos con la defensa americanista de los ochenta, en la liguilla de 1983 Zelada recibió este gol lleno de técnica y en un espacio corto donde Snoopy deja ver la gran técnica que poseía.

Fue el protagonista de aquel penalty que Zelada comete en la final histórica de 1983-1984 y que pudo cambiar el rumbo de ese partido, pero el guardameta Héctor Miguel le detuvo el penal a Cisneros y América se levantó con el título. Snoopy Pérez jamás pudo ser campeón de Liga, jugó dos finales pero nunca pudo levantar un trofeo.

En el año de 1985 pasa a las filas de la Universidad de Guadalajara,en el cual mantuvo un nivel importante hasta que tuvo un periodo de experimentación en las incipientes ligas norteamericanas de futbol en el estado de California.

Regresó a México para jugar con el Irapuato, equipo con el cual culminó su carrera en el año de 1991.

Ricardo «Snoopy» Pérez vivió innumerables procesos de selección nacional desde juveniles y selección mayor.

Se retiró muy pronto, a los 31 años de edad y por decisión propia. «Estaba enfadado del futbol, entre partidos con Guadalajara y con Selección ya estaba cansado, a los 2 años (del retiro) quise regresar pero ya nadie te abre las puertas» comentó en una entrevista para Minuto 91.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE