Navegación

Murcielago Velázquez el encapuchado de Oro

Jesús Quintero «El Murciélago» Velázquez nacio el 22 de febrero de 1910 en el pequeño rancho de La Palma, en Dolores Hidalgo, Guanajuato y fue una de las estrellas originales y excéntricas del mundo de la lucha libre, cuando la lucha libre estaba en sus etapas infantiles, todavía en desarrollo. Velázquez fue el segundo luchador mexicano detrás de su predecesor La Maravilla Enmascarada. Su primera aparición en la Arena México fue el 3 de abril de 1938 (como el Murciélago Enmascarado) en un encuentro en contra de Jack O’Brien, quien ganó la lucha cunado el feroz novato fue descalificado, a través de un fallo por castigo excesivo. Velázquez, con su mascara negra fue una sensación inmediata además de su espectacular entrada al ring, a la cual se hacia acompañar con los murciélagos pequeños en una bolsas que liberaba y volaban sobre los fans.

El público se sintió fascinando ante La Maravilla Enmascarada, que a partir de ese momento instauró una especie de fantasía heroica mediante su personaje en la lucha libre mexicana. Después de él, el Murciélago Velázquez su convirtió en el primer luchador mexicano en presentarse enmascarado en los cuadriláteros. Para desgracia suya perdió su capucha en una lucha de apuestas ante Octavio Gaona.

La Maravilla Enmascarada y el Murciélago Velázquez crearon un hito en la lucha libre mexicana, ya que a partir de ellos se formó una tradición en la lucha libre nacional al crear máscaras y personajes que le dieron color y vida a los combates en los cuadriláteros. No sólo se trataba de luchar para vencer sino de hacerlo defendiendo una personalidad y una historia.

Era un hecho insólito en nuestro país. El gladiador encapuchado, que en realidad se trataba de Corbin James Massey, enfrentó en esa función a Frank Gou. Hay que decir que el primer modelo de máscara que usó Massey no fue el mejor, ya que resultaba sumamente incómodo para luchar.  Para ello, el confeccionista tomó 17 medidas del rostro del gladiador para asegurarse la realización de una máscara que se ajustara debidamente a todos los detalles del rostro. Esas mismas medidas son las que se siguen usando los fabricantes de máscaras de lucha libre.

En la medianoche del 26 de Mayo de 1972 Velázquez muere a causa de una cirrosis en el hígado. La personalidad de Velázquez en el ring era todo lo contrario de su personalidad real, ya que sus compañeros lo consideraban un hombre muy agradable y tranquilo al que le encantaba leer libros de filosofía y poesía, y tenía un nivel cultural superior a la mayoría de los luchadores, pero fue muy humilde al respecto.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE