Navegación

Ramón Ramírez el ídolo que cautivo a México

“El Nayarita”, como era apodado Ramón por su estado de origen, comenzó a regalarnos destellos desde su debut el 28 de septiembre de 1990 con el Santos Laguna; nos dejó ver un joven habilidoso e inteligente dentro de la cancha, capaz de correr a gran velocidad conduciendo el esférico pegado a los pies, con precisión en el golpeo de media distancia y con una visión de campo fina que le permitía, en la mayoría de las ocasiones, decidir la mejor opción.

Muy pronto sus capacidades como mediocampista, así como sus grandes actuaciones con el equipo de La Comarca Lagunera, lo llevarían a formar parte de la Selección Mexicana. Fue César Luis Menotti quién por primera vez lo incluyó en una convocatoria pensando en contar con un elemento fresco y confiable para las Olimpiadas de Barcelona 92’. Fue precisamente aquel resplandor vivaz el que a la postre marcaría un destino poco agradable en la recién comenzada carrera de la promesa juvenil.

Ramón Ramírez fue capaz de resurgir y seguir brillando en México después de esa grave lesión que sufrió frente al América , a tal grado que fue contratado por las Chivas del Club Deportivo Guadalajara, convirtiéndose en un referente importantísimo del “rebaño sagrado” de los 90’, siendo parte primordial en el esquema táctico con el que se consiguió el campeonato del Verano de 1997.

Continuó figurando en los llamados del equipo tricolor, siendo obligatorio recordar aquellas grandes hazañas realizadas por todo el carril izquierdo en la Copa América de Ecuador 93’, un aceptable Mundial en Estados Unidos 94’, aquella agónica participación de Francia 98’, un glorioso título de Confederaciones en 1999, entre otros buenos momentos con Selección. Anotó 15 goles con la camiseta verde y participó en 121 partidos con el Tri.

Su primera aparición importante para el equipo mexicano, estuvo en la Copa América de 1993 en Ecuador, el dirigente mexicano luego fue Miguel Mejía Barón. Curiosamente, Ramírez fue utilizado por el entrenador como defensor izquierdo en lugar de como lateral / centrocampista izquierdo, posición que presentó en su equipo y que le concedió la llamada para el equipo nacional. Ese equipo mexicano estaba bien equilibrado y funcionó muy bien. Llegaron a la final del torneo, pero perdió por 2-1 ante la Selección Argentina.

Ramón Ramírez fue llamado nuevamente para formar parte de la selección mexicana para la Copa Mundial de Estados Unidos 1994. Él tuvo un buen rendimiento, en la misma posición de defensor izquierdo. El equipo mexicano alcanzó sólo los octavos de final perdiendo ante Bulgaria.

También participó en la Copa América 1995 celebrada en Uruguay. El equipo mexicano terminó en séptimo lugar de doce equipos. En cuartos de final eliminó en penales a Ecuador. Posteriormente fue eliminado en semifinales por Bolivia.

En 1998, volvió a participar en la Copa Mundial de Francia 1998. En este torneo, tuvo un papel más ofensivo, dando una asistencia de Cuauhtémoc Blanco para anotar contra Bélgica. Sin embargo, fue expulsado en el partido contra Holanda después de una confusión del árbitro, que se suponía iba a reservar otro jugador, por lo que fue suspendido en la ronda de cuartos de final contra Alemania, que finalmente fue el último partido de México.

En 1999, ganó la Copa Confederaciones 1999, ante Brasil por marcador 4-3. Ramón en total anotó 15 goles en 121 partidos con México detrás de Claudio Suárez, Pável Pardo y Gerardo Torrado.

En el momento en el que Ramón ya era idolatrado por la hinchada chiva, el presidente de la promotora Guadalajara, Salvador Martínez Garza, vendió al jugador al rival odiado, el América. Pese a las grandes reclamaciones por parte de los seguidores rojiblancos, el cambio ya estaba hecho. Esto se debió a que el Club Guadalajara tuvo problemas económicos rumbo a 1999. En el equipo crema no pudo brillar o màs bien nunca quiso jugar y su rendimiento fue notorio  y sólo después de un año de llegar al equipo de Coapa, fue vendido a los Tigres de la U.A.N.L.

En el equipo de la Sultana tuvo un aceptable ritmo de juego, pero sufrió un grave accidente automovilístico que además de lesionarlo por varios meses, resultó fatal para la familia con la que tuvo el choque, causando la muerte del profesor Efraín Cázarez Barbosa, así como los decesos de los hijos de dicho profesor, Guillermo Efraín y Adonella Berenice Cázarez Rodríguez, de nueve y cinco años de edad, respectivamente.Los resultados de un peritaje que practicó el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses determinó que la camioneta Windstar que conducía el entonces futbolista de los Tigres transitaba a exceso de velocidad, y sin la precaución debida, chocando contra el Dodge Coronet donde se encontraban las víctimas. La esposa del profesor, Evangelina Rodríguez Aceves, salió disparada al pavimento, donde la atropelló un Volkswagen que conducía Erick Schrimer Robles, y falleció junto con un producto en gestación. No hay muchas fuentes que expliquen el motivo por el cual no fue sentenciado por homicidio culposo.

Después de la recuperación no pudo retomar su nivel anterior, mucho menos el que mostró en su paso por el Guadalajara.

La nueva directiva rojiblanca adquirió un equipo de expansión de la liga de fútbol estadounidense, al que llamaron Chivas USA. Como parte de la promoción del equipo, se decidió mandar al veterano favorito de la afición, Ramón Ramírez. Fue líder, figura y capitán del equipo, pero para la temporada 2006 una lesión le impidió jugar prácticamente todo el torneo. Su intención era jugar la temporada 2007, pero sintió que su cuerpo ya no lo resistiría, así que en el primer partido de la temporada en contra del recién nacido equipo de Toronto, Ramón anunció su retiro. Lo hizo oficial el 26 de mayo de 2007. Para muchos es considerado el mejor medio creativo que ha dado el fútbol mexicano.

Ramírez, padre de dos hijos, decidió volcarse de pleno en el fútbol juvenil y creó Club Deportivo Internacional, una empresa que, entre otras funciones, cuenta con una escuela de fútbol que prepara a niños y niñas de entre siete y diecisiete años.

En este proyecto, le acompañan el exfutbolista de la Selección Mexicana Claudio ‘Emperador’ Suárez, el exportero de Chivas, Martín ‘Pulpo’ Zúñiga, quien también participará en las Clínicas Nacionales.

Podría Interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS
RECIENTE